Get The Look

¿Cómo preparar el cabello antes de hacerle luces? ¡Descúbrelo!

  •  Aprende a preparar el cabello para hacerle luces sin riesgos
  •  Para que al decolorar el cabello no sufra de daños es importante la reconstrucción
  •  Además de los tratamientos, también es importante hacer las pruebas de toque y de la mecha antes de las luces
Pantalla Completa
Previous Next
Aprende a preparar el cabello para hacerle luces sin riesgos
  •  Aprende a preparar el cabello para hacerle luces sin riesgos
  •  Para que al decolorar el cabello no sufra de daños es importante la reconstrucción
  •  Además de los tratamientos, también es importante hacer las pruebas de toque y de la mecha antes de las luces
Completa tu
Look!
X

Usar luces es la opción perfecta para quienes quieren iluminar su cabello, sin cambiar totalmente su color. Pero, antes de hacer la transformación, lo ideal es “preparar” a las mechas para que reciban los químicos y que la fibra capilar no se dañe. 

Deja el look de la manera deseada apostando por unas luces, pero primero aprende a preparar el cabello para que reciba este nuevo look.

1. Lava el cabello con un shampoo de limpieza profunda antes de teñir las mechas 

Para que el cabello se siga manteniendo hermoso y sano después de hacerle luces, es muy importante llevar a cabo algunos cuidados unos días o meses antes de la transformación. Uno de ellos es el uso de shampoo de limpieza profunda, para garantizar que no queden residuos de productos anteriores en las mechas, y también para facilitar la absorción de los nutrientes que la hidratación, nutrición y reconstrucción le van a dar.

Atención: Como este tipo de shampoo abre bastante las cutículas del cabello, debes usarlo antes de comenzar con los tratamientos hidratantes y no en la semana que harás las luces.

2. Realiza la reconstrucción para fortalecer a la fibra capilar 

Uno de los tratamientos más importantes para quienes quieren pasar por cualquier procedimiento químico es la reconstrucción. La razón es que a través de ella, la fibra capilar restablece las proteínas que necesita para fortalecerse y para afrontar la decoloración, sin que se produzcan grandes daños.

En general, esta etapa se debe realizar cada 15 días para que el cabello no se sobrecargue, y se deben usar mascarillas de tratamiento que sean ricas en proteinas, como queratina y ceramidas, por ejemplo.

3. El cabello también se debe preparar con hidratación y nutrición 

Aunque la reconstrucción es la etapa más importante para quienes se van a hacer luces, no es la única: para que el cabello esté realmente preparado para el procedimiento, también hay que invertir en una hidratación y nutrición.

La hidratación es la entrada para todos los demás tratamientos, y la responsable de reponer el agua de la fibra capilar, y la nutrición impide la resequedad, le devuelve la grasa natural al cabello y crear una barrera lipídica para sellar las cutículas.

4. Hazte las algunas pruebas antes de teñirte todo el cabello 

¿Ya te hiciste todos los tratamientos y sientes que el cabello está preparado para el proceso? Aún así no debes dejar de hacerte la prueba de la mecha y toca tu cabello para asegurarte de que las mechas van a aguantar la decoloración, y que no vas a presentar reacciones alérgica ningún componente químico. Aprende a hacer cada una de las pruebas.

Prueba de la mecha: Elige una mecha cercana a la nuca y aplica el producto, déjalo actuar por el tiempo indicado por el fabricante y enjuaga bien. Si ves que el cabello cambia de textura o se cae, es mejor apostar por tratamientos intensos antes de realizar el cambio de look, pero si no ves nada diferente, ya puedes hacerte la decoloración sin miedo.

Prueba del toque: Se debe hacer 48 horas antes de las luces. Con la ayuda de un cotonete aplica un poco de producto detrás de la oreja, cubre o toca el lugar para ver cómo reacciona en la piel, si después de un tiempo, no presenta hinchazón o enrojecimiento, puedes continuar con el cambio de look.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017