Get The Look

¿Cuáles son las diferencias entre el acondicionador y la mascarilla capilar?

  •  Entre las funciones del acondicionador también está la de rehidratar y sellar las cutículas - nutrición que se efectúa de manera inmediata tras su aplicación.
  • Las cabelleras secas son las que más requieren uso de mascarilla, sin embargo el mercado hoy ofrece tratamientos con diferentes objetivos, lo que amplía su acción hacia cabelleras normales, mixtas y secas.
  • Al escoger una mascarilla asegúrate que siga la misma gama de shampoo y acondicionador: esto hará que veas resultados de manera más intensa y rápida.
  • El acondicionador y mascarilla son complementos, no sustitutos al proceso de belleza capilar. Mientras el primero suaviza y facilita el desenredado del cabello, el segundo actúa de manera específica según la característica que se quiera mejorar. Puede ser hidratación, brillo o suavidad.
  • La recomendación es usar acondionador cada vez que laves el cabello y mascarilla una vez por semana.
Pantalla Completa
Previous Next
Entre las funciones del acondicionador también está la de rehidratar y sellar las cutículas - nutrición que se efectúa de manera inmediata tras su aplicación.
  •  Entre las funciones del acondicionador también está la de rehidratar y sellar las cutículas - nutrición que se efectúa de manera inmediata tras su aplicación.
  • Las cabelleras secas son las que más requieren uso de mascarilla, sin embargo el mercado hoy ofrece tratamientos con diferentes objetivos, lo que amplía su acción hacia cabelleras normales, mixtas y secas.
  • Al escoger una mascarilla asegúrate que siga la misma gama de shampoo y acondicionador: esto hará que veas resultados de manera más intensa y rápida.
  • El acondicionador y mascarilla son complementos, no sustitutos al proceso de belleza capilar. Mientras el primero suaviza y facilita el desenredado del cabello, el segundo actúa de manera específica según la característica que se quiera mejorar. Puede ser hidratación, brillo o suavidad.
  • La recomendación es usar acondionador cada vez que laves el cabello y mascarilla una vez por semana.

La limpieza e hidratación son dos procesos de igual importancia para el cabello por lo cual debes incluir ambos en tu rutina de cuidado. ¿Cómo y porqué hacerlo? Hoy te explicamos las funciones de acondicionador y mascarilla de tratamiento para aclarar los diferentes objetivos que cumplen en el mantenimiento de tu look capilar, ¡toma nota!

Por desconocimiento o practicidad, muchas mujeres suelen elegir entre usar un acondicionador o mascarilla mientras lavan su cabello, pero lo cierto es que ambos productos cumplen funciones radicalmente distintas, y más que un sustituto, representan un complemento al ritual de limpieza. Hoy aclaramos sus diferencias, características y momentos de uso para que, al iniciar la temporada, puedas potenciar la salud de tu cabellera.

IMPRESCINDIBLES QUE DEBES CONOCER SOBRE ACONDICIONADOR Y MASCARILLA

Acondicionador

El acondicionador, usualmente el último paso de limpieza capilar, cumple la tarea de suavizar y facilitar el posterior desenredado del cabello. Incluso mojado, su aplicación ayuda a que las hebras estén más dóciles. Además rehidrata y sella las cutículas, nutriéndolas de manera inmediata. Por la rapidez de su acción, muchos especialistas en cabello recomiendan su uso cada vez que se desee lavar el cabello. Suelen caracterizarse por texturas ligeras y cremosas lo cual contribuye a su manipulación durante la ducha.

Al escoger un acondicionador es importante hacerlo siempre considerando tu tipo de cabello. En caso de tener el pelo liso y muy fino, lo correcto serían las cremas suavizantes - de similares funciones al acondicionador - que aportan volumen y densidad. Por el contrario, si posees una cabellera rizada cuyo movimiento es difícil de controlar lo indicado son productos de rotulados especiales para ondas. Por su parte los cabellos dañados necesitan acondicionadores de reparación frente a cabello quebradizo. En caso de cabellos teñidos, el uso de acondicionador también es aconsejado pues será necesario para proteger el color del cabello.

Mascarilla

El antiguo mito de belleza que supone que las mascarillas son únicamente para cabelleras secas es un error. Si bien los cabellos más dañados de características secas y ásperas son los más beneficiados por el producto, la mascarilla no se relegan de manera exclusiva a ellas. Todos los tipos de cabellos pueden usarlas, por eso hoy existen mascarillas de múltiples fines en el mercado: hidratantes, que aportan suavidad o brillo según sea necesario.

Lo ideal al elegir una mascarilla es que el producto siga la misma gama de limpieza que utilizas, ya que se esta forma conseguirás que en conjunto - shampoo, acondicionador y mascarilla - actúen de manera más intensa y rápida.

Al usarla, no es recomendable que lo hagas cada vez que limpies tu cabello, como es el caso del acondicionador. Su uso dependerá de la sequedad, falta de luz o daño específico al que quieras apuntar. Su aplicación recomendada es una vez por semana, agregándola luego del lavado. Tras extraer la humedad, añade por toda la cabellera cubriendo toda su extensión. Deja actuar de 5 a 15 minutos y retira con abundante agua tibia.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017