Get The Look

¡Descubre los 7 hábitos que pueden dañar las uñas!

  •  Algunos cuidados básicos puden ayudar a fortalecer las uñas y dejarlas más saludables y bonitas
Pantalla Completa
Previous Next
Algunos cuidados básicos puden ayudar a fortalecer las uñas y dejarlas más saludables y bonitas

Se equivocan quienes piensan que las uñas son un detalle que nadie nota, ya que con el esmalte y la forma correcta, son capaces de mejorar cualquier look y dejarlo más elegante e lleno de estilo. Pero para que luzcan siempre bonitas, es necesario tomar en cuenta algunos cuidados y hábitos que parecen insignificantes, pero que si no se ponen en práctica pueden terminar arruinando el aspecto y la salud de las uñas.

1. Jalar el esmalte de uñas cuando se empieza descarapelar

Cuando pasan algunos días después de la aplicación del esmalte es común que el producto se empiece a descarapelar, y es difícil controlar el impulso de arrancar el esmalte con las mismas uñas o con los dientes, sobre todo cuando se está terminando la semana y sabes que está llegando el momento de renovar el manicure.

Pero arrancar el esmalte con los dedos o con los dientes, en lugar de usar el removedor de esmalte, puede dejar las uñas frágiles y causar que aparezcan manchas blancas en la superficie de las uñas, debido a que la primera capa protectora de la uña se puede retirar al jalar el esmalte. Así que si no quieres que las puntas de tus dedos estén débiles e irregulares, resiste las ganas de arrancarte el esmalte y usa el removedor.

2. Dejar el mismo esmalte en las uñas por mucho tiempo

Por falta de tiempo, por flojera, o simplemente porque las uñas todavía se ven bien, muchas mujeres dejan demasiado tiempo el esmalte en las uñas, lo recomendable es usar el esmalte tan sólo una semana. Aunque parece algo sin importancia, ¿sabías que esto puede dañar la salud de las uñas?

Según los dermatólogos, usar el producto por mucho tiempo es una de las razones por las que las uñas se resecan y les salen unas desagradables manchas blancas. Para evitar correr este riesgo, el consejo es no dejar el esmalte por más de cinco días, y tomar un descanso de dos días antes de volver a pintarlas.

3. Cambiar el color del esmalte varias veces a la semana

Así como es perjudicial dejar el mismo esmalte por mucho tiempo, cambiar constantemente el color del esmalte tampoco es un hábito saludable para las uñas. Sin importar la cantidad de colores lindos de esmaltes que hay en el mercado, lo normal es cambiar el tono del esmalte una vez a la semana, porque si se hace muy seguido la utilización del removedor puede dejar la zona reseca.

4.Tener la manía de morder las uñas

Una práctica común de muchas mujeres es morder sus uñas, un hábito muy perjudicial. Además de dañar la estética de las uñas, esta manía dificulta su crecimiento, y no es nada inofensiva, ya que puede dejar las uñas con aspecto ondulado y crear otras deformaciones en su superficie.

Aquellas que tienen problemas para controlar la ansiedad de morder sus uñas, un buen truco es no dejar mucho tiempo a las uñas sin esmalte, ya que este producto esconde la parte que se acostumbra a morder y deja el área con un sabor desagradable al contacto con la boca.

5. Limpiar la casa y lavar los platos sin guantes

Además de diminuir, y mucho, la duración del esmalte, limpiar la casa sin usar guantes reseca las manos debido al uso de productos químicos y deja las uñas más susceptibles al quiebre. Por eso, cuando sea momento de limpiar la casa o lavar los platos, no te olvides de mantener la zona bien protegida con unos guantes.

6. No utilizar productos hidratantes en la zona

Todas las mujeres quieren tener las uñas fuertes y bonitas, pero con las prisas del día a día, suelen olvidarse de un detalle muy importante para conseguir este objetivo: aplicar productos hidratantes específicos en las cutículas y en las manos. Para aquellas a las que no les gusta retirar la película protectora de alrededor de las uñas, esta medida es aún más necesaria para que la zona quede bonita, además la hidratación garantiza un crecimiento saludable.

7. No cuidar la alimentación

Además de estar pendiente del tiempo que se deja el esmalte, evitar manías nocivas y perfeccionar la hidratación, tienes que mantener una alimentación saludable. Igual que como sucede con la piel y el cabello, la falta de determinados nutrientes y el exceso de comida grasosa, como la comida rápida, por ejemplo, termina produciendo la debilidad de las uñas. Por eso, debes mantener una dieta equilibrada y rica en vitaminas, y tomar mucha agua, para evitar este problema.

ver más : consejos de belleza - uñas
Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017