Get The Look

¿El polvo se usa en todo el rostro o tan sólo en la zona T? Aprende a usar el producto correctamente para conseguir un maquillaje impecable

  •  Conoce la mejor forma de usar el polvo compacto de acuerdo con el tipo de piel
Pantalla Completa
Previous Next
Conoce la mejor forma de usar el polvo compacto de acuerdo con el tipo de piel
Completa tu
Look!
X

Para tener una piel perfecta y libre de grasa durante todo el día, nada como la aplicación de un poco de polvo compacto para evitar el exceso de brillo. Incluso cuando se utiliza una base con acabado mate, la piel puede volverse grasosa con el paso de las horas, y para evitar imprevistos lo ideal es aplicar un poco de polvo. Sin embargo, siempre surge la duda: ¿es mejor aplicar el polvo en todo el rostro o tan sólo en la zona “T”? ¡Descúbrelo!

Las dueñas de una piel mixta y seca deben colocar el producto sólo en la zona “T”

El polvo, ya sea compacto, mineral o translúcido, es esencial para conseguir que la piel obtenga un acabado impecable, pero cuando la piel es mixta o seca se debe colocar el producto tan sólo en las zonas grasosas del rostro, para evitar que la piel obtenga un aspecto desagradable.

Después de aplicar la base y el corrector, vale la pena colocar una delgada capa de polvo en la frente, las laterales de la nariz y la barbilla, para evitar el brillo excesivo de esas áreas a lo largo del día. Además, el producto dejará la piel con un aspecto aterciopelado, y conseguirá equilibrar el look, dándole un toque de iluminación a las mejillas.

Las mujeres que tienen la piel grasa pueden aplicar una capa delgada de polvo en toda la cara

Quienes tienen la piel grasosa pueden aplicar el producto en todo el rostro sin miedo, para conseguir que la piel quede más suave. Con una brocha grande coloca una capa delgada de polvo en toda la cara, y después aplica la base, cuando la piel esté seca.

Para garantizar que la piel obtenga un acabado mate por más tiempo, aplica una capa extra de polvo en las áreas más grasosas, como la zona “T”. Lo ideal es combinar el producto con una base con acabado mate, y para evitar un efecto pesado, el truco es preferir una cobertura media, además el polvo es ideal para cubrir la s imperfecciones.

Los retoques a lo largo del día se deben hacer con una esponja de maquillaje

Con el paso de las horas, especialmente cuando el clima es cálido o húmedo, es inevitable que aparezca un brillo incómodo en la frente o en la nariz, por eso lo ideal es llevar siempre el polvo comparto en la bolsa, para posibles retoques a lo largo del día.

Sin embargo, se debe evitar el uso de la brocha, para no dejar el look pesado. El truco es invertir en una esponja de maquillaje, esos aplicadores redondos que eran utilizados por las abuelas para aplicar el polvo de arroz. Coloca un poco del producto en la esponja, y presiona contra la piel, para conseguir un aspecto uniforme.

ver más : maquillaje - rostro - Piel
Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017