Get The Look

¿Sabes cómo aplicar tu labial? 6 señales que te indican que algo va mal

  • Comprueba si estás cometiendo errores al momento de aplicar tu barra de labios.
Pantalla Completa
Previous Next
Comprueba si estás cometiendo errores al momento de aplicar tu barra de labios.

¡Toda amante del maquillaje conoce la importancia que el labial aporta al look! Desde los nude hasta los rojos oscuros, cada tono se encarga de valorar cualquier visual, pudiendo ser compañero en días agitados como en aquellos en los que posees largos minutos para preparar tu producción. Y a favor de su buen uso sin importar el tiempo con el que cuentes, debes estar atenta a pequeños errores que pueden arruinar el aspecto de tu rostro. Hoy te contamos cuáles son para que aprendas a escapar de ellos.

1. No hidratar la boca antes de aplicar el labial


La prisa por salir de casa o el carácter innecesario que le asignan algunas mujeres, hacen que la hidratación pase a segundo plano. Si eres de aquellas mujeres, aquí un consejo: si no hidratas la zona el labial se perderá tan pronto lo apliques. Omitir este paso, aparentemente inofensivo, hará que tu boca cobre un aspecto seco o que desagradables escamas en la superficie labial echen a perder la producción de color. Para escapar de esta situación sin comprometer tiempo el truco es aplicar crema hidratante mientras estás arreglando otros detalles de la mirada - haciendo que la cubierta de la piel quede lista para el lápiz labial.

2. No golpees el contorno de los labios


No hay nada peor que salir de la casa a toda prisa y al enfrentarte a un espejo, ver tu boca manchada, ¿verdad? Este problema puede ocurrir incluso con los colores más claros, pero al usar tonalidades labiales oscuras hay que tener mucho más cuidado ya que el tono se hace evidente como un contraste en relación al rostro. En este caso, el secreto para no cometer errores es realizar el contorno con un lápiz – cuidando la asimetría de todos los lados – e ir rellenando el interior con calma para no excederse de la región delimitada.

3. Errar en el formato del arco de cupido


Una de las partes más difíciles de perfilar- especialmente si la barra de labios elegida es oscura - es el arco de cupido. Abandonar la región pastel de los labios, dejándola demasiado aguda o borrosa significa uno de los problemas en que las mujeres están menos capacitadas, sin embargo algunos trucos pueden ayudarte a evitar este error que echan a perder toda tu producción. Lo principal es dibujar una "v" o una "x" en la zona antes de empezar a completar las otras partes – con un lápiz fino o con tu misma barra de labios. Además de facilitar el diseño de esta parte complicada de los labios, vale la pena recordar que iniciar la aplicación en el centro de la boca es la forma correcta de utilizar el producto, ya que la probabilidad de cometer errores es mucho mayor cuando se inicia desde las esquinas.

4. Exceso de producto en las comisuras de la boca


Otro error que se interpone en el camino del maquillaje es el exceso de producto en las esquinas de la boca. Además de cuidar el formato y la definición del arco de cupido, comprobar que el lápiz labial no supere la línea de los labios es un paso indispensable para una mirada impecable. Si ocurrió este error, la clave para resolverlo está en limpiar la zona con un poco de ayuda de un cotonito - y, en el caso de los tonos más oscuros, también contar con un corrector o base con color exacto a tu tono de piel para cubrir cualquier imperfección que pueda permanecer en la región.

5. No tener en cuenta el resto del maquillaje


No sólo durante la aplicación pueden ocurrir errores: elegir un labial sin pensar en el resto de la composición es también un obstáculo, que de cometer, te llevará a perder. Como en diferentes planos de la moda, por supuesto, no hay ninguna regla de bien o mal para decidir qué usar, pero pensar en la armonía de algunos detalles pueden hacer tu mirada aún más exitosa. El uso de un lápiz de labios discreto cuando otras partes del maquillaje son más llamativo, por ejemplo, es una buena opción para escapar de un visual exagerado; mientras la elección de colores clásicos y llamativos, como el rojo, puede ser la solución ideal para salir de un look común sin tener que preocuparse por la sobreproducción.

6. No toques tus labios después de beber o comer


El efecto prolongado de tu lápiz labial puede verse comprometido al contacto con alimentos y bebidas. Si bien tras comer o beber la intensidad del tono labial puede declinar, también puede ocurrir algo aún más desagradable: que el contorno de los labios quede vacío y el medio blanquecino. Para no estropear el esfuerzo previo la clave está en salir de casa siempre con un labial en la cartera para retocar cuando el color ha perdido su vivacidad.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017