Get The Look

12 cosas que los artistas de maquillaje quieren que dejes de hacer

  • ¡Aprende cuáles son las técnicas que los artistas de maquillaje profesionales desean que dejes de hacer!
Pantalla Completa
Previous Next
¡Aprende cuáles son las técnicas que los artistas de maquillaje profesionales desean que dejes de hacer!
Completa tu
Look!
X

Hoy en día, la mayoría de las mujeres saben cómo realizar un maquillaje para su día a día con cosméticos básicos, incluso algunas poseen una habilidad casi profesional al tomar un pincel. Sin embargo, existen varios malos hábitos que muchas no toman en cuenta al minuto de maquillar el rostro, pero aunque estos parezcan inofensivos, pueden arruinar el aspecto general.

Una mala imagen puede no ser sólo responsabilidad de un mal sueño o cosméticos de mala calidad. Al aproximarte tú misma al maquillaje, existen muchas técnicas erradas de las que puedes no darte cuenta perjudicando al rostro completo o poniendo en riesgo la salud de tu piel. Algunos de los usos de los productos de maquillaje molestan mucho a los profesionales en la materia al minuto de trabajar al interior de la peluquería, como también fuera de ella. Hoy te contamos cuáles son.

1. Utilizar el rizador de pestañas después de aplicar la máscara


Para obtener pestañas curvas muchas mujeres optan por utilizar el rizador de pestañas después de aplicar la máscara. Esta práctica, además de ser peligrosa – ya que ya herramienta corta los vellos de la zona – da como resultado un efecto muy marcado y poco natural, ¡no lo hagas!

2. No conocer tu tipo de piel


Muchas mujeres no saben a ciencia cierta cuál es su tipo de piel y terminan comprando productos que no son los más adecuados. El maquillaje puede ocultar mucho, sin embargo, es esencial para cuidar la piel del rostro con el máximo cuidado, haciendo una limpieza adecuada e invertir en productos específicos para tu tipo de cutis.

3. Usar polvo bronceador como polvo compacto


Algunas mujeres anhelan tanto el aspecto bronceado que usan polvos con color para finalizar la marca de maquillaje como si estos fueran polvos compactos o translúcidos. El error al hacer esto es que el aspecto final será exagerado, dejando la apariencia de la cara con dos dimensiones. Lo ideal es usarlo sólo en las regiones más altas, como las mejillas, la parte superior de la nariz y la frente.

4. No dejar de mirar el teléfono al momento de hacer un maquillaje profesional


Otra cosa que perturba a los artistas de maquillaje desde hace algunas temporadas es el constante uso de teléfonos inteligentes. Su revisión a cada segundo se ha convertido un hábito, extendiendo el tiempo dedicado al maquillaje, además de desviar la atención del cliente.

5. Aplicar numerosas capas de base


Para ocultar todas las imperfecciones, a muchas mujeres les resulta necesario aplicar numerosas capas de base para obtener una cobertura luminosa. Lo que muchas no saben, es que al contrario de un beneficio de luz, el resultado puede ser poco natural. Es preferible utilizar una fórmula más gruesa y aplicar menos producto que adicionar una y otra capa de maquillaje.

6. Nunca limpiar pinceles ni aplicadores


Otro hábito que se nota que disgusta a profesionales es trabajar pinceles y esponjas sucias. Es esencial lavarlos al menos cada semana, especialmente si usas maquillaje a diario para evitar la acumulación de bacterias que pueden dañar la salud de tu piel.

7. Probarse labiales en la superficie de la boca


Quienes tienen conocimientos profesionales básicos acerca de maquillaje bien saben que al probar un nuevo tono labial, el color debe ser aplicado en la punta del dedo o la palma de la mano para chequear el color, jamás sobre la boca. Por ser sectores muy parecidos a la zona de los labios, es preferible utilizarlos para probar de manera de evitar el riesgo de gérmenes y bacterias. Otra alternativa es desinfectar el producto con alcohol.

8. Introducir el dedo al interior de la base de vidrio


Otra cosa que molesta a maquilladores es ver cuando alguien ha tocado con los dedos sus productos envasados en empaques de vidrio para luego aplicar su contenido en el rostro. Nuestras manos siempre transportan bacterias, por tanto al contacto con la base, ellas se proliferan. La recomendación es verter la base sobre una superficie limpia y con un cepillo depositarla en el rostro.

9. Compartir brillo o lápiz labial líquido con amigas


El aplicador de brillo, lápiz labial líquido e incluso máscaras de pestañas no se pueden limpiar después de que alguien lo usa: después de insertar el cepillo nuevamente en el bote, si este tomó alguna bacteria, lo más probable es que se extienda por toda la fórmula restante. Ya lo sabes, nunca compartas cosméticos con aplicadores o cepillos removibles.

10. Exagerar en el uso del iluminador


Con tantas inspiraciones para iluminar el rostro dando vuelta por Youtube e Instagram, muchas mujeres terminan exagerando el efecto. Lo ideal es siempre apostar por aplicar lo menos posible en los puntos más altos de la cara y desenfocar muy bien el producto para una apariencia suave y, sobre todo, natural.

11. Delinear el contorno de los labios con un tono diferente al interior


Para lograr el color de labios perfecto, es esencial marcar el contorno con un delineador labial. Su uso evitará que el producto se extienda hacia otras zonas del rostro por lo tanto el consejo es colorear los bordes con el mismo color que luego irá en el centro. De esta manera tus labios lucirán limpios todo el día.

12. Querer llegar a ser como una celebridad


Ni siquiera pienses en acercarte a un artista de maquillaje y pedirle una producción que has visto en alguien más. Si bien hay trucos que pueden hacer parecer tus rasgos al de tu celebridad favorita, el aspecto nunca será natural si buscas replicarlo al 100%. Lo ideal es estudiar tu tipo de rostro y apostar por los efectos que más te favorezcan.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017