Get The Look

5 errores comunes que debes evitar cometer con la piel mixta

  •  La piel mixta necesita de cuidados específicos, pero existen varios errores comunes que las mujeres generalmente cometen
  •  Usar productos de limpieza combinados pueden comprometer la salud de la piel mixta
  •  El uso de agua muy caliente es otro de los hábitos que puede dejar la piel más grasosa y seca
  •  Al momento de usar una mascarilla purificante, se debe aplicar tan sólo en la zona "T"
  •  La falta de exfoliaciones periodicas son otro error de las dueñas de una piel mixta
Pantalla Completa
Previous Next
La piel mixta necesita de cuidados específicos, pero existen varios errores comunes que las mujeres generalmente cometen
  •  La piel mixta necesita de cuidados específicos, pero existen varios errores comunes que las mujeres generalmente cometen
  •  Usar productos de limpieza combinados pueden comprometer la salud de la piel mixta
  •  El uso de agua muy caliente es otro de los hábitos que puede dejar la piel más grasosa y seca
  •  Al momento de usar una mascarilla purificante, se debe aplicar tan sólo en la zona "T"
  •  La falta de exfoliaciones periodicas son otro error de las dueñas de una piel mixta
Completa tu
Look!
X

La característica particular de la piel mixta es que presenta zonas grasas y zonas secas, por lo que son dos tipos de piel en una, y requiere de mayor atención. Este tipo de rostro necesita que se controle el exceso de grasa en la zona “T”, que puede producir acné y espinillas, y al mismo tiempo la resequedad de las mejillas. 

Con tantas especificaciones, realizar una correcta rutina de belleza para este tipo de piel puede parecer confuso, por eso es necesario desmitificar algunas creencias. Conoce los 5 errores más comunes sobre el cuidado de la piel mixta y aprende a evitarlos.

Elegir el limpiador equivocado 

El error más común para las dueñas de una piel mixta es que generalmente asumen que toda su piel es grasa. Para evitar el temido exceso de brillo en la piel, es común combatir el problema de forma radical, usando un gel o un jabón muy agresivo. Este hábito, ademas de dejar sensibles las zonas más secas, como las mejillas, los ojos y el labio superior, puede provocar el efecto rebote en la zona “T”, que abarca la frente, la barbilla y la nariz.

Lo ideal para este tipo de piel es invertir en un producto de limpieza suave, que sea eficaz, retire la suciedad y la grasa al mismo tiempo, como el agua micelar. Que limpie a profundidad, mientras hidrata, dejando la piel luminosa y libre de grasa, y que no irrite.

Invertir en productos específicos para cada zona de la cara 

Algunas mujeres hacen lo contrario, en su búsqueda por tener la piel perfecta, invierten en líneas de productos para piel seca y grasa, y los combinan en su rutina. Si bien esto no es malo para la piel, no hay necesidad de usar dos cosméticos diferentes, esto sólo te va a quitar más tiempo.

El secreto es utilizar fórmulas que favorezcan a ambos tipos de piel. En el caso de la limpieza, el agua micelar es la mejor opción, pero los geles también son una buena alternativa. En cuanto a la hidratación, la clave para usar una fórmula ligera, hecha a base de agua, como las que son para piel grasosa, que evitan que se produzca exceso de grasa en la piel.

Aplicar tan sólo una mascarilla en todo el cutis

Pero cuando se trata de mascarillas, lo ideal es combinar los cuidados. Las dueñas de la piel mixta cometen comúnmente el error de usar mascarillas purificantes en todo el rostro, con el riesgo de dejar las zonas secas aún más secas y sensibles. El truco es utilizar el producto en la zona “T”, y en el resto de la cara aplicar una fórmula hidratante para las áreas de la piel secas o normales.

No realizar exfoliaciones periódicas 

Las exfoliaciones son esenciales para todos los tipos de piel, pero aún más para las pieles mixtas y grasas. Este cuidado ayuda a retirar la capa en la que se encuentran los residuos y las células muertas, que se acumulan en el rostro y que causan exceso de grasa, espinillas y acné, y que son muy comunes en este tipo de piel.

Sin embargo, muchas mujeres aún no utilizan este producto, porque piensan que el gel limpiador es suficiente. Es importante exfoliar la cara con una fórmula suave, dos o tres veces a la semana, masajeando especialmente las zonas grasosas y con acné.

Usar el agua muy caliente durante el baño 

Otro error común es lavar el rostro con agua muy caliente. Para la piel mixta, este hábito es muy perjudicial, ya que las altas temperaturas no sólo hacen que el agua de la dermis se evapore, dejando algunas áreas del rostro secas, si no que también estimula la producción de grasa, dejando la zona “T” con exceso de grasa. El truco es usar el agua a una temperatura media durante la ducha, y si es posible, terminar el baño con agua fría, para que los poros se cierren.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017