Get The Look

5 hábitos que pueden arruinar tu pigmentación capilar: del lavado a la exposición solar

  •  Uno de los hábitos que puede quitar los pigmentos de la coloración más rápida es exponer el cabello al sol sin proteger las hebras con productos SPF (Foto: Instagram @kakakakerry)
  •  No hidratar o nutrir el cabello coloreado en casa, con máscaras de tratamiento o aceites, también es un hábito que puede extraer los pigmentos de la coloración más rápido (Foto: Instagram @beautybylee)
  • Não hidratar os cabelos antes de colorir e não aplicar protetor térmico antes do secador também pode fazer com que a coloração dure menos tempo (Foto: Instagram @emmachenartistry)
Pantalla Completa
Previous Next
Uno de los hábitos que puede quitar los pigmentos de la coloración más rápida es exponer el cabello al sol sin proteger las hebras con productos SPF (Foto: Instagram @kakakakerry)
  •  Uno de los hábitos que puede quitar los pigmentos de la coloración más rápida es exponer el cabello al sol sin proteger las hebras con productos SPF (Foto: Instagram @kakakakerry)
  •  No hidratar o nutrir el cabello coloreado en casa, con máscaras de tratamiento o aceites, también es un hábito que puede extraer los pigmentos de la coloración más rápido (Foto: Instagram @beautybylee)
  • Não hidratar os cabelos antes de colorir e não aplicar protetor térmico antes do secador também pode fazer com que a coloração dure menos tempo (Foto: Instagram @emmachenartistry)

Quienes suele pintar colorear su cabello con productos permanentes o tonalizantes saben que es necesario un buen mantenimiento para que el color dure más tiempo. Esto significa incorporar algunos cuidados básicos al día a día para que el tono no se destiña. Seas rubia, castaña o pelirroja, a continuación, encontrarás 5 hábitos que pueden quitar tu pigmentos antes de lo esperado, ¡echa un vistazo!

1. Lavar el cabello todos los días

Lavar el cabello todos los días no es indicado para ningún tipo de cabello - menos para quienes usan tonalizante, ni para quienes usan coloración permanente o semi-permanente. En el caso del tonalizante, los pigmentos se desvanecen normalmente con agua y champú, ya que se fija sólo por fuera, en la capa superficial de las hebras. Para quienes, al contrario, colorean su cabello con productos temporales o semi permanentes, lavar el cabello todos los días retira la grasa y el brillo natural de los mechones, dejando el pel resecado. Es decir, con las hebras resecas y las cutículas abiertas, los pigmentos se "sueltan" más rápido.

2. No proteger los cabellos del sol

Si sueles tomar mucho sol - ya sea en la playa, en la piscina o en camino de casa al trabajo - y no aplicas un producto con protección solar también en tus hebras, este puede ser uno de los motivos de la pérdida rápida del color. Los rayos UVB retiran las proteínas del cabello, mientras que los rayos UVA causan alteración de color. Además, para quienes toman sol y luego se refrescan en el mar o piscina, la sal y el cloro del agua también afectan el color del cabello debido al pH alcalino. La decoloración ocurre, principalmente, en hebras rubias y pelirrojas, las que pueden concluir en un efecto de mechas amarillentas o anaranjadas.

¿Como cuidarlo?: El consejo es aplicar una crema para peinar, aceite o leave-in que tenga un factor de protección solar antes de exponer las hebras al sol. Otra sugerencia importante antes de ir a la playa o piscina es apostar en productos de reconstrucción para reponer masa y formar una película capilar protectora.

3. No usar protector térmico antes de usar herramientas eléctricas

Si no dejas de lado la plancha, el secador o difusor, y tampoco aplicas protector térmico antes de usar los aparatos, estás en un completo error de belleza. Las herramientas eléctricas pueden quitar los pigmentos de la coloración mucho más rápido, ya que el calor de ellas reseca el cabello retirando el agua contenida dentro de las hebras. Lo ideal es aplicar un finalizador, como el aceite capilar o leave-in, que tenga protección térmica, minutos antes de secar, alisar o estilizar el cabello. El consejo es elegir productos ligeros y que sean absorbidos rápidamente, para no dejar el cabello grasoso ni pesado.

4. No hidratar el cabello colorido frecuencia

Para quienes colorean las hebras con frecuencia y no apuestan por cuidados caseros, como hidratación o nutrición, también puedes correr el riesgo de tener que retocar los pigmentos anteriores. Todo procedimiento de tinción es agresivo, principalmente para quienes necesitan decolorar las hebras primero, porque hay que abrir las cutículas del cabello para que los pigmentos entren. Con eso, la hebra queda desprotegida y sin sus sustancias principales, como queratina, la que debe ser repuesta con la ayuda de máscaras de hidratación.

Sugerencia: La hidratación, nutrición o reconstrucción capilar se puede hacer en casa cada 15 días, con cremas de tratamiento o aceites capilares propios para el cabello coloreado o dañado por químicos.

5. No preparar las hebras antes de agregar tonalizante

De nada sirve colorear un pelo que no está hidratado. Esto porque las hebras porosas y resecas no "sostienen" los pigmentos por mucho tiempo, haciendo que el color se deslave antes de lo esperado - además del hecho de que el color escogido sólo quedará exacto si el cabello está sano. El consejo es intensificar los cuidados con hidratación, nutrición o reconstrucción antes de hacer los retoques del color, para que el cabello gane fuerza y, así, quede sano para superar el procedimiento de coloración.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017