Get The Look

Cabello rubio a todas las edades: Descubre el mejor tono de acuerdo a tus años

  • A pesar de que el color del pelo puede no estar directamente relacionado con la edad, el color equivocado puede acentuar señales, marcas de expresión y manchas en la piel. Si el tono se suaviza da brillo al rostro, lo que garantiza una apariencia más juvenil para disimular pequeñas imperfecciones.
  • Entre veinte y treinta años, todo está permitido. En esta etapa el truco está en mantener las hebras lo más naturales posible. Los tonos rubios casi blancos también están permitidos.
  • Debido a la agitada rutina del día a día los reflejos en tonos ceniza o rubio dorado surgen como una buena opción para las mujeres entre treinta y cuarenta años pues requieren menos retoque.
  • A partir de los 40 años menos es más. Asegurar una apariencia natural con finos hilos alrededor del rostro y ocultar las canas con reflejos en rubio pálido como el beige y champagne es una buena opción.
  •  Después de los cincuenta año las hebras blancas se vuelven más frecuentes y los reflejos ya no son capaces de camuflarlas por sí solos. Este es el momento para dar color al cabello desde la raíz, pero sin dejar de lado los reflejos.
Pantalla Completa
Previous Next
A pesar de que el color del pelo puede no estar directamente relacionado con la edad, el color equivocado puede acentuar señales, marcas de expresión y manchas en la piel. Si el tono se suaviza da brillo al rostro, lo que garantiza una apariencia más juvenil para disimular pequeñas imperfecciones.
  • A pesar de que el color del pelo puede no estar directamente relacionado con la edad, el color equivocado puede acentuar señales, marcas de expresión y manchas en la piel. Si el tono se suaviza da brillo al rostro, lo que garantiza una apariencia más juvenil para disimular pequeñas imperfecciones.
  • Entre veinte y treinta años, todo está permitido. En esta etapa el truco está en mantener las hebras lo más naturales posible. Los tonos rubios casi blancos también están permitidos.
  • Debido a la agitada rutina del día a día los reflejos en tonos ceniza o rubio dorado surgen como una buena opción para las mujeres entre treinta y cuarenta años pues requieren menos retoque.
  • A partir de los 40 años menos es más. Asegurar una apariencia natural con finos hilos alrededor del rostro y ocultar las canas con reflejos en rubio pálido como el beige y champagne es una buena opción.
  •  Después de los cincuenta año las hebras blancas se vuelven más frecuentes y los reflejos ya no son capaces de camuflarlas por sí solos. Este es el momento para dar color al cabello desde la raíz, pero sin dejar de lado los reflejos.

Las chilenas son verdaderas aficionadas al pelo rubio. Al pensar cambiar su aspecto la primera opción que se les viene a la mente es este color, sin embargo, no siempre el tono elegido es el ideal para la imagen. El color del cabello debe adaptarse a la personalidad, cutis y hasta la edad de cada mujer. Echa un vistazo a lo que tipo de rubio es el más adecuado para tu grupo de edad.

A pesar que el color del pelo puede no estar directamente relacionado con la edad siempre debes estar atenta a este detalle, porque una sombra inadecuada puede dar la impresión de un aspecto más demacrado, mientras que el tono ideal tiene el efecto contrario. "El color equivocado puede acentuar señales, marcas de expresión y manchas en la piel. Existen tonos de rubios que suavizan e iluminan el rostro asegurando un aspecto juvenil, ya que disimula las imperfecciones de la piel", explica el estilista Glecciano Luz.

Reflejos: Iluminan el rostro y garantizan jovialidad
Entre veinte y treinta años todo está permitido. "Las personas más jóvenes se ven hermosas con colores suaves pero pueden arriesgarse por cualquier tono sin miedo", dice la estilista Ana Paula Nesi. El truco está en mantener las hebras lo más naturales posible. La elección de tonos de reflejos de un rubio medio puede variar entre un color oro y caramelo. En tanto, el rubio más claro platinado también es opción, siempre y cuando no se vea vulgar ni muy pesado.

Con las prisas de la vida cotidiana, es esencial elegir un color que te brinde un aspecto juvenil, pero que no requiera de mucho tiempo en su adopción o mantención. Por lo tanto, para las mujeres entre treinta y cuarenta años los reflejos en tonos ceniza o dorado surgen como una buena opción, ya que requieren menos retoques. "Las hebras en estos tonos se ven muy bien en cualquier edad, y son perfectas para dar movimiento y volumen al cabello", agrega el profesional de la Luz Glecciano Area

Mechas para encender el cabello y disfrazar a las canas
Normalizar el tono del cabello tiende a envejecer la apariencia. "Todas las rubias suelen tener matices, hebras dos tonos por encima del natural, lo que da profundidad al color", explica la estilista Studio Beauty Sonia Nesi. Pero, a partir de los años cuarenta, menos es más. Garantizar un resultado natural con reflejos alrededor del rostro y disimular la apariencia de pelo gris con rayas en tonos de rubio claro, como champagne o platinado.

Después de los cincuenta años, los hilos blancos cada vez son más frecuentes, por lo tanto los reflejos no son suficientes para camuflar las canas. Este es el momento para dar color al cabello desde la raíz, pero sin renunciar a los reflejos.

Ojo con los reflejos a esta edad puedes deberás mantener especial atención sobre ellos. Las mujeres mayores tienen las hebras más frágiles. Y si la decoloración ha resecado el cabello a cualquier edad, en esta etapa, que requieren un cuidado más frecuente.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017