Get The Look

Cabello seco desde su raíz: ¿Cómo tratar las hebras poco lubricadas en su nacimiento?

  • Al concentrar la sequedad en la raíz la acción del acondicionador se vuelve vital ya que el bálsamo deberá tener estrictamente un carácter nutritivo. La permanencia de este sobre el cabello además no deberá ser instantánea, sino dejarlo reposar unos 4 a 5 minutos sobre las hebras.
  • La frecuencia de las mascarillas capilares debe acortarse. Hacerlo al menos una vez cada 7 días si notas una raíz seca es esencial para dar nutrición periódica y responsable a tu cabello. Esta debe aplicarse con el pelo húmedo tras retirar el exceso de agua. Su permanencia debe ser de 10 minutos para después enjuagar con abundante agua.
  • Los productos leave in - en crema u óleo - protegen al cabello aportándole una película sellante que evita que el daño se propague. Ellas cuentan con la ventaja de poder añadirse al pelo seco.
  • El folículo piloso es la parte de la piel en la que está inserto el pelo. Desde ahí nace lo que conocemos como tallo o fibra capilar - que tanto hemos nombrado en el plano de la belleza y sobre el cual debemos actuar en caso de raíz seca.
  • En el sector del folículo piloso se produce el riego sanguíneo, el cual produce que las sustancias beneficiosas de productos de limpieza y tratamiento lo nutran. También aquí está ubicada la glándula sebácea, aquella que naturalmente produce óleos que lubrican el cabello.
Pantalla Completa
Previous Next
Al concentrar la sequedad en la raíz la acción del acondicionador se vuelve vital ya que el bálsamo deberá tener estrictamente un carácter nutritivo. La permanencia de este sobre el cabello además no deberá ser instantánea, sino dejarlo reposar unos 4 a 5 minutos sobre las hebras.
  • Al concentrar la sequedad en la raíz la acción del acondicionador se vuelve vital ya que el bálsamo deberá tener estrictamente un carácter nutritivo. La permanencia de este sobre el cabello además no deberá ser instantánea, sino dejarlo reposar unos 4 a 5 minutos sobre las hebras.
  • La frecuencia de las mascarillas capilares debe acortarse. Hacerlo al menos una vez cada 7 días si notas una raíz seca es esencial para dar nutrición periódica y responsable a tu cabello. Esta debe aplicarse con el pelo húmedo tras retirar el exceso de agua. Su permanencia debe ser de 10 minutos para después enjuagar con abundante agua.
  • Los productos leave in - en crema u óleo - protegen al cabello aportándole una película sellante que evita que el daño se propague. Ellas cuentan con la ventaja de poder añadirse al pelo seco.
  • El folículo piloso es la parte de la piel en la que está inserto el pelo. Desde ahí nace lo que conocemos como tallo o fibra capilar - que tanto hemos nombrado en el plano de la belleza y sobre el cual debemos actuar en caso de raíz seca.
  • En el sector del folículo piloso se produce el riego sanguíneo, el cual produce que las sustancias beneficiosas de productos de limpieza y tratamiento lo nutran. También aquí está ubicada la glándula sebácea, aquella que naturalmente produce óleos que lubrican el cabello.

Si con el paso del tiempo notas cómo tu raíz se vuelve más seca, ¡no eres tú, sino la edad! A medida que envejecemos, el cabello tiende a resecarse debido a una menor lubricación de la raíz y el decaimiento en la producción de sebo de las glándulas, invirtiéndose la condición clásica de raíz grasa y puntas secas. Hoy te invitamos a atender esta situación desde su origen con una guía de consejos muy simples.

El cabello seco puede tratarse, pero con los años suele focalizarse en distintos sectores de tu look capilar. Si durante los 20, 30 y 40 la resequedad puede focalizarse en las puntas, a los 50 y 60 esta puede concentrarse en el nacimiento de las hebras, lo cual podrás combatir con recomendaciones específicas.

3 técnicas para tratar una raíz seca

Comenzando por el momento de la limpieza, al concentrar la sequedad en la raíz la acción del acondicionador se vuelve vital. Tras usar tu shampoo tradicional, el bálsamo deberá tener estrictamente un carácter nutritivo. La permanencia de este sobre el cabello además no deberá ser instantánea, sino dejarlo reposar unos 4 a 5 minutos sobre las hebras. Para un mejor resultado envuelve tu cabello en una toalla tibia, lo que hará que sus nutrientes penetren mejor en la fibra capilar.

La frecuencia de las mascarillas capilares debe acortarse. Si su recomendación antes de los 40 0 50 es cada dos semanas, hacerlo al menos una vez cada 7 días si notas una raíz seca es esencial para dar nutrición periódica y responsable a tu cabello. Esta debe aplicarse con el pelo húmedo tras retirar el exceso de agua. Su permanencia debe ser de 10 minutos para después enjuagar con abundante agua. Si el último enjuague lo realizas con agua a una temperatura fría este detalle ayudará a cerrar la cutícula y en consecuencia a que el pelo se vea más brillante una vez seco.

Los rotulados leave in cobran mucha importancia para condiciones secas desde el origen de la fibra capilar. ESte tipo de cremas u óleos sin enjuague protegen al cabello aportándole una película sellante que evita que el daño se propague. Ellas cuentan con la ventaja de poder añadirse al pelo seco. En caso de una sensación grasa y pesada, opta por productos que contengan silicona - ellos te ayudarán a evitar ese rastro de grasa además de combatir el encrespamiento del pelo.

Tu pelo en profundidad: Características e importancia de cuidar cada una de sus capas

Antes de tratar tu cabello es esencial que conozcas su composición, para poder actuar a nivel más profundo según sean sus características. En este sentido lo primero que debes saber es que el folículo piloso es la parte de la piel en la que está inserto el pelo. Desde ahí nace lo que conocemos como tallo o fibra capilar - que tanto hemos nombrado en el plano de la belleza.

En el sector del folículo piloso se produce el riego sanguíneo, el cual produce que las sustancias beneficiosas de productos de limpieza y tratamiento lo nutran. También aquí está ubicada la glándula sebácea, aquella que naturalmente produce óleos que lubrican el cabello. Luego encontramos la raíz, parte viva del cabello donde se inserta el bulbo piloso. Este contiene células basales que conforman la queratina.

El cabello está compuesto por una núcleo y capas externas que dan forma a la cutícula. La capa más externa es la más receptiva a erosiones - la mayoría de ellos tratamientos cuya misión es restaurar y prevenir daños. Bajo las capas se encuentra la corteza, encargada de la elasticidad del cabello, núcleo interno y por último, la médula.

Completa tu Look!
Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017