Get The Look

Camino al rubio: Consideraciones previas para sumarte a la coloración

  •  Si quieres más brillo, puedes recurrir a shampoos o aclarantes que funcionan en contacto con herramientas de calor o bien reflejos con técnicas como el balayage o babylights.
  •  También puedes optar por una tintura con contenido de amoníaco, cuya función es incrementar hasta dos tonos el color del pelo, llegando incluso a un resultado cinco tonos más claros que tu cabellera natural.
  • Si lo que buscas es un platinado, la práctica entre decoloración y decoloración deberá extenderse una vez al mes, tiempo en que el cabello se recupera entre uno y otro proceso químico.
  •  La coloración castaña, ampliamente compartida por las chilenas, requiere de un tratamiento de tres a cuatro decoloraciones paulatinas para llevarse a un rubio.
  • "Se debe retocar el color tanto por su crecimiento como para revitalizar neutralizar algún tono no deseado o aclarar otro poco si se quiere" dijo Paulina Martínez, estilista y directora de Te Quiero Verde a Revista Mujer.
Pantalla Completa
Previous Next
Si quieres más brillo, puedes recurrir a shampoos o aclarantes que funcionan en contacto con herramientas de calor o bien reflejos con técnicas como el balayage o babylights.
  •  Si quieres más brillo, puedes recurrir a shampoos o aclarantes que funcionan en contacto con herramientas de calor o bien reflejos con técnicas como el balayage o babylights.
  •  También puedes optar por una tintura con contenido de amoníaco, cuya función es incrementar hasta dos tonos el color del pelo, llegando incluso a un resultado cinco tonos más claros que tu cabellera natural.
  • Si lo que buscas es un platinado, la práctica entre decoloración y decoloración deberá extenderse una vez al mes, tiempo en que el cabello se recupera entre uno y otro proceso químico.
  •  La coloración castaña, ampliamente compartida por las chilenas, requiere de un tratamiento de tres a cuatro decoloraciones paulatinas para llevarse a un rubio.
  • "Se debe retocar el color tanto por su crecimiento como para revitalizar neutralizar algún tono no deseado o aclarar otro poco si se quiere" dijo Paulina Martínez, estilista y directora de Te Quiero Verde a Revista Mujer.

El castaño natural alterna su preferencia este otoño invierno con estilos claros, rubios que hoy pueden conseguirse y manterse con mucha facilidad. Frente al incipiente boom de productos para conservar el tono, replicamos los mejores consejos de tres expertos dados a Revista Mujer.

El creciente interés por técnicas para aclarar el cabello ha llevado a morenas a inclinarse por procedimientos suaves, y otros más agresivos, para lograr un producto rubio en un mes o menos. Hoy resumimos los cuidados y tono, entre otros esenciales, para adaptarte al nuevo color.

¡A DECOLORAR!
La coloración castaña, ampliamente compartida por las chilenas, requiere de un tratamiento de tres a cuatro decoloraciones paulatinas para llevarse a un rubio. A efectuarse idealmente cada dos semanas, si lo que buscas es un platinado, la práctica entre decoloración y decoloración deberá extenderse una vez al mes, tiempo en que el cabello se recupera entre uno y otro proceso químico.

Los tratamientos en la fase intermedia deben apuntar a objetivos muy específicos: “Se debe retocar el color tanto por su crecimiento como para revitalizar neutralizar algún tono no deseado o aclarar otro poco si se quiere” dice Paulina Martínez, estilista y directora de Te Quiero Verde.

PLATINO Y DORADO: ¿Con cuál de los tonos de moda quedarte?
Las alternativas más queridas de la temporada - rubio platinado y dorado – se han masificado en varias cabelleras nacionales, sin embargo el tono que mejor encaja con el cutis de las chilenas es el dorado. “Este añade profundidad, brinda calidez y combina muy bien con la piel de las latinas”, determina Gonzalo Leonidas. El matiz dorado incluso sienta muy bien a las mujeres con canas por dar más vitalidad a la imagen que un tono ceniza. Según el especialista, la clave de un buen dorado se obtiene gracias a la mezcla de tonos fríos los que neutralizan la pigmentación natural naranja/rojiza propia de la genética latina.

ALTERNATIVAS PARA INICIARTE EN EL TONO CLARO
El aclarado progresivo es una de las opciones más certeras para comenzar a adaptarte al rubio. Por ejemplo, si quienes más brillo, puedes recurrir a shampoos o aclarantes que funcionan en contacto con herramientas de calor. Si bien estos existen en el mercado, el especialista Claudio Huircan asegura que los resultados óptimos se verán “si eres de pigmentación clara y más fría (ceniza). De lo contrario se corre el riesgo de quedar con reflejos rojizos o naranjos”.

Paulina, estilista de Te Quiero Verde, asegura que los reflejos con técnicas como free style, balayage o baby lights también son útiles para lograr el rubio, con un nivel de mantención menor. “El crecimiento se nota menos y se puede jugar con distintas tonalidades. Un cambio de color total implica retocar el crecimiento todos los meses”, señala.

Luego puedes optar por una tintura con contenido de amoníaco, cuya función es incrementar hasta dos tonos el color del pelo, llegando incluso a un resultado cinco tonos más claros que tu cabellera natural. “Me gusta iniciar a las rubias con súper aclarante (nombre con que se conoce a los productos con amoníaco), porque daña menos el pelo y es más controlado el proceso”, dice Claudio. La forma correcta de utilizarlos es mezclándolos con peróxido (agua oxigenada) y mientras se produce el aclarado, deja una nueva tonalidad según el estado del pelo. Todo dependerá si tienes hebras vírgenes o si estas ya han sido oscurecidas o aclaradas. Ten en cuenta que si el cabello es más oscuro, siempre te llevará más tiempo ver el resultado rubio.

El cambio radical debe hacerse con decolorante, capaz de aclarar entre siete u ocho tonos en pelo natural. Lo que hace el producto es abrir las cutículas situadas en la capa externa para que el peróxido penetre con mayor facilidad y decolore los pigmentos naturales, responsables del color de tu cabello. El proceso es completado por el agua oxigenada, que juega un rol principal en el cambio de tono. Mientras más alta su concentración (en poder, no cantidad) mayor el grado de aclarado que conseguirás.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017