Get The Look

Cinco consejos para evitar que el sol reseque o despelleje a la piel

  •  Aprende a cuidar la piel del sol
  •  Para evitar que la piel se descarapele en la playa o en la piscina es importante aplicar protector solar a lo largo del día
  •  Lleva a cabo los cuidados necesarios para que la piel no se descarapele
Pantalla Completa
Previous Next
Aprende a cuidar la piel del sol
  •  Aprende a cuidar la piel del sol
  •  Para evitar que la piel se descarapele en la playa o en la piscina es importante aplicar protector solar a lo largo del día
  •  Lleva a cabo los cuidados necesarios para que la piel no se descarapele
Completa tu
Look!
X

La piel se despelleja y se reseca después de un día soleado, especialmente en verano, que es cuando la exposición solar es más intensa. Quienes quieren disfrutar de este clima y de la temporada, sin sufrir po las consecuencias, es esencial que tomen en cuenta algunos cuidados especiales.

La protección solar es indispensable, para aquellas que van a tomar el sol y a quedarse por periodos largos en la playa o en la piscina. Te preparamos una lista con todo lo que necesitas saber para mantener a tu piel sana y bronceada en la medida correcta.

1. Nunca olvides la aplicación del protector solar

La regla número uno para evitar que la piel se descarapele o sufra de mayores daños, si es que ya se ha quemado demasiado, es aplicar protector solar. Pero, para conseguir la protección necesaria se necesita que el protector solar tenga al menos un FPS 30, y que se reaplique cada dos horas.

Al hacer esto, además de evitar que la piel se despelleje y que todo el bronceado resulte perjudicado, también se disminuye la posibilidad de que queden manchas, se produzca envejecimiento precoz y que surjan problemas más serios, como el cáncer de la piel. Vale la pena recordar que esta regla no sólo aplica para cuando se está unos días en la playa o en la piscina, este producto se debe aplicar todos los días por la mañana.

2. Protégete de los rayos del sol fuertes con un sombrero y unas gafas de sol

Te debes proteger del sol todos los días, incluso en los días nublados, ya que la incidencia de los rayos UVA y UVB sigue activa. Pero, en el periodo de las 10 a las 16 horas, los rayos son más fuertes y el cuidado debe ser mayor para la piel dañada.

Por eso, si estás en la playa o en la piscina en alguna de las horas pico, el consejo es acompañar al protector solar con el uso de sombreros y de gafas de sol. También es buena idea mantenerse bajo una sombrilla.

3. Antes, durante y después de la exposición solar bebe mucha agua

¿Sabías que beber mucha agua también ayuda a evitar que la piel se descarapele, ya que hace que se recupere de la exposición solar? Y es que como la hidratación se hace de adentro hacia afuera, el consumo del vital líquido ayuda a reponer los nutrientes que el cuerpo pierde durante la exposición solar, evitando que la piel se reseque y descarapele.

El consejo es que tengas siempre una botella de agua junto a ti mientras estás en la playa o en la piscina. Pero para que el cuidado sea más completo, bebe agua también antes y después de tomar el sol.

4. Calma la piel quemada con el uso de agua micelar y cremas hidratantes

Si no tuviste los cuidados necesarios, probablemente la piel se descarapele. Pero calma, se puede evitar que el problema empeore agregando algunos hábitos a tu rutina de belleza. Uno de ellos es el de limpiar la piel con agua micelar, ya que este producto es menos agresivo que los jabones tradicionales, y tiene propiedades calmantes y que aumentan la hidratación.

Otra medida necesaria, y que hace toda la diferencia, es tener un buen hidratante para aplicarlo todos los días por las mañanas y antes de dormir. Además de dejar la piel más suave, también ayuda a calmar la sensación de ardor y aumenta la suavidad.

El hidratante es esencial para cuando se sale de la playa, aunque la piel no esté dañada o no se esté despellejando, porque va a reponer el agua perdida con la exposición solar, y va a ayudar a que la piel se regenere sin necesidad de que se despelleje.

5. Deja que la piel se recupere manteniéndola lejos de los rayos del sol

Como los rayos solares actúan todo el tiempo, incluso en los días nublados, no se puede estar totalmente lejos de ellos. Sin embargo, si tienes la piel despellejada y ardiendo, vale la pena evitar la exposición directa para que el problema no empeore.

Esto no significa que no puedes ir a la playa o estar en la piscina, pero es bueno que prefieras hacerlo en horarios en los que el sol es más débil y siempre usar protector solar, sombrero y gafas oscuras.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017