Get The Look

Comienza a ser castaña: Cuidados básicos para unirte a la coloración

  • La primera cláusula de belleza para adoptar el color es elegir tonos extremos: Claro, oscuro y chocolate son los más recomendados.
  • El castaño puede ser adoptado por cualquiera sin importar cuan dañado esté. Para quienes tienen las puntas quebradizas, lo ideal es dejarlas al natural y aplicar la coloración en raíz y medio con menor tiempo de exposición para un tono uniforme.
  • Utiliza un acondicionador fijador de tono para proteger al color de los rayos solares.
  • El movimiento y ondas sutiles quedan mejor con el look castaño.
  • Con el castaño podrás evitar ser una esclava del retoque. El tono hace menos notorio el crecimiento desde la raíz por lo que podrás pasar un verano con un color uniforme sin variaciones.
  • Para anticiparte al resultado tíñelo de forma gradual empezando por aclarar o oscurecer sólo un par de tonos. Si quedas conforme con el producto final radicaliza la coloración.
Pantalla Completa
Previous Next
La primera cláusula de belleza para adoptar el color es elegir tonos extremos: Claro, oscuro y chocolate son los más recomendados.
  • La primera cláusula de belleza para adoptar el color es elegir tonos extremos: Claro, oscuro y chocolate son los más recomendados.
  • El castaño puede ser adoptado por cualquiera sin importar cuan dañado esté. Para quienes tienen las puntas quebradizas, lo ideal es dejarlas al natural y aplicar la coloración en raíz y medio con menor tiempo de exposición para un tono uniforme.
  • Utiliza un acondicionador fijador de tono para proteger al color de los rayos solares.
  • El movimiento y ondas sutiles quedan mejor con el look castaño.
  • Con el castaño podrás evitar ser una esclava del retoque. El tono hace menos notorio el crecimiento desde la raíz por lo que podrás pasar un verano con un color uniforme sin variaciones.
  • Para anticiparte al resultado tíñelo de forma gradual empezando por aclarar o oscurecer sólo un par de tonos. Si quedas conforme con el producto final radicaliza la coloración.

El castaño es súper favorecedor porque cumple con la cualidad de adaptarse a cualquier tono de piel pero como toda coloración necesita de cuidados especiales para destacar al máximo. Si estás pensando teñirte, aquí te contamos las rutinas primarias para dar el próximo paso.

El castaño sin duda alguna es el tono que todas quieren llevar este verano y como buenas seguidoras de las tendencias, uno de los objetivos es destacar como ninguna. Para hacerlo, la mejor opción es optar por tres tonos de castaño: oscuro, claro o chocolate. Los tonos intermedios son los más comunes, por lo que al unirte al color la primera recomendación es acoger los colores extremos.

Una vez que decidas tu tono es hora de evaluar la condición del cabello. Si posee características quebradizas en las puntas evita tinturar los extremos (deja libre de producto los dos centímetros finales) Para que el color quede parejo deja actuar la solución de 5 a 10 minutos sin cumplir el tiempo indicado de exposición. Recuerda que habrá que equiparar raíz con puntas frágiles.

En cuanto a la textura, las ondas sutiles aportan un aire mucho más coqueto al look. Intenta dar algo de movimiento en medios y puntas para potenciar el castaño.

Para proteger el color sin que este pierda su fuerza producto de los rayos solares lo más conveniente es adquirir un acondicionador que fijador de tono. Esta herramienta de limpieza específica reconstruye el cabello desde lo más profundo y asegura la permanencia prolongada del castaño.

Para conservar el brillo natural del castaño intenta no abusar de los productos finalizadores. El spray y mousse suelen quitar el brillo a la superficie del cabello. Por lo tanto si quieres utilizarlos combínalo con un producto que aporte algo de luz.

¡Decide ser morena hoy!
Deja las dudas atrás y convéncete de que el castaño es un tono realmente multifacético. Puedes optar por él para sobreponerte a tres afecciones muy comunes.

La primera de ellas es para erradicar la falta de vitalidad. Si gozas de un castaño claro y el cabello se ve poco sano, oscureciendo un par de tonos el cabello recobrará su brillo de manera innata.

¿Los retoques te tienen aburrida? El castaño hace menos notorio el crecimiento del cabello que otros tonos. Si llevas la coloración las diferencias entre la raíz y las puntas serán mucho menores.

El corte no es la única forma de disimular las puntas dañadas. Si tiñes tu cabello castaño no será necesario cortarlo para ocultarlas. La coloración unificará toda la extensión y al mismo tiempo reflejará luminosidad como ningún otro tono.

Anticipa el resultado de tu castaño
Un factor muy importante que debes considerar de forma previa es que el producto final dependerá de tu tono base, pues no siempre la coloración será idéntica a la indicada en la numeración del empaque.

Lo más recomendable es un cambio gradual de la coloración. Por ejemplo, si eres rubia y buscas oscurecer tu cabello parte por teñir bajar un par de tonos en la primera etapa

un par de tonos y dejar el proceso de tintura unas dos semanas. Si el resultado te ha gustado repite el método de coloración hasta lograr el castaño ideal.

Otro consejo es preferir tinturas con matices y no de colores uniformes. Si eres morena y quieres aclarar tu color, un producto castaño con reflejos te ayudará a iluminar y también a disimular el cambio de tono. La combinación hará que la transformación de la coloración sea mucho más sutil, especialmente en la época de verano donde el sol crea reflejos naturales sobre el cabello.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017