Get The Look

Cómo mantener la humedad natural de la piel para un rostro bonito y saludable

  • La humedad del rostro es esencial para contar con una piel suave.
Pantalla Completa
Previous Next
La humedad del rostro es esencial para contar con una piel suave.
Completa tu
Look!
X

Lo que siempre se quiere es tener una piel espectacular. Por eso es imprescindible cómo mantener la piel en el mejor estado y conocer cómo cuidarla al máximo, para que siempre esté suave y perfecta.

Tener una piel bonita y saludable es esencial. Uno de los mandamientos básicos para una piel saludable es tratarla de manera adecuada y mantener su humedad.

La piel posee una barrera protectora natural formada por células y envuelta por grasas naturales, los lípidos.

Hay tres componentes que se destacan para el buen funcionamiento de esta barrera: el colesterol, los ácidos grasos y las ceramidas, que crean una protección cutánea para retener agua en el interior de las capas de la piel y proteger la superficie de toxinas y bacterias.

"La retención de agua en la capa córnea es de extrema importancia para el mantenimiento de la piel saludable. Los corneocitos contienen una substancia capaz de retener agua en su interior, siendo el factor de hidratación (Natural Moisturizing factor – NMF). Así, el gran volumen de agua retenido hace que se hinchen, previniendo la formación de fisuras y rajaduras entre ellos. La flexibilidad y la elasticidad de la piel están directamente relacionadas con el contenido de agua . Tanto los lípidos intercelulares, como las substancias hidrosolubles presentes en el NMF contribuyen efectivamente para controlar el contenido de agua de la piel", explica la dermatóloga Tatiana Oddo.

Esenciales para contar con la mejor piel

Limpiar, tonificar, hidratar y finalizar con protector solar son los pilares de una piel bonita y saludable. "Esas etapas básicas de tratamiento deben ser seguidas, independientemente de la edad y tipo de piel", afirma Tatiana.

El tónico facial debe ser usado diariamente como complemento de limpieza. Protege contra radicales libres, reduce la apariencia de poros dilatados y uniformiza su textura. Además ayuda a mantener la humedad natural de la piel, proporciona más elasticidad y beneficia el tono muscular.

Esta rutina de cuidado de la piel debe finalizar siempre utilizando crema hidratante y protector solar.

"El daño a la barrera cutánea perjudica el correcto funcionamiento de la piel y puede ser ocasionado por diversos factores, como por ejemplo el uso de jabones que eliminan la oleosidad de la piel y favorecen a su deshidratación; el uso de esponjas de baño y cepillos exfoliantes en exceso, ya que pueden comprometer la integridad de la barrera; dietas pobres en nutrientes y líquidos; el hábito de tomar baños muy calientes; factores ambientales que favorecen la evaporización del agua a través de la piel, disminuyendo el grado de hidratación, como sol, frio intenso y aire seco; el envejecimiento y la consecuentemente menor producción de la matriz", añade Tatiana.

Por lo mismo, si sientes tu piel más seca, evita estos factores y siempre preocúpate de darle mayor humectación a tu piel. De esta forma notarás como la elasticidad y flexibilidad regresa y se mantiene, estando perfecta y preparada para los días soleados y primaverales que vienen por delante.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017