Get The Look

Conoce a los 10 hábitos más comunes que pueden dañar a la piel durante el día a día

  •  Dormir poco, comer mal y no retirar el maquillaje correctamente son hábitos comunes que dañan la salud de la piel
  •  Algunos cuidados al retirar el maquillaje de los ojos ayuda a mantener saludable la zona que es delicada y sensible
  •  El protector solar se debe aplicar todos los días
Pantalla Completa
Previous Next
Dormir poco, comer mal y no retirar el maquillaje correctamente son hábitos comunes que dañan la salud de la piel
  •  Dormir poco, comer mal y no retirar el maquillaje correctamente son hábitos comunes que dañan la salud de la piel
  •  Algunos cuidados al retirar el maquillaje de los ojos ayuda a mantener saludable la zona que es delicada y sensible
  •  El protector solar se debe aplicar todos los días

Para mantener la piel saludable e iluminada no debes pasar por alto algunos hábitos diarios que pueden arruinar fácilmente su aspecto. Si has notado que tu piel esta reseca y llena de espinillas, quizá se debe a que necesitas incluir algunos productos para el cuidado de la piel y agregar algunos pasos para cuidar tu rostro, sigue leyendo para saber cuáles son.

1. Nunca olvides la aplicación del protector solar si es que quieres que tu piel esté saludable

El protector solar es un producto indispensable que siempre se debe incluir en la rutina de belleza, olvidar su aplicación en la mañana puede traer graves consecuencias para la salud de la dermis. El filtro solar combate a los rayos UV, evita que dé cáncer de piel y previene el envejecimiento prematuro. Si es necesario, ten un recordatorio para siempre incluirlo en tu rutina de cuidados.

2. Colocar las manos con frecuencia en el rostro

Si sueles tocar tu rostro de manera constante a lo largo del día, es mejor que evites este hábito, ya que puede hacer que te salgan espinillas, incrementar la producción de grasa, y agravar las inflamaciones que ya existen. Nuestras manos acumulan suciedad y bacterias que pueden afectar la salud y la apariencia de la piel, así que trata de mantenerlas alejadas del rostro.

3. No exprimas las espinillas ni lo puntos negros, para no dejar marcas ni cicatrices en la piel

Si hay un hábito tan malo, o peor, que tocar el rostro varias veces al día, es exprimir las espinillas y los puntos negros. Tratar de forma incorrecta a los puntos negros puede dejar marcas, manchas, cicatrices e infecciones graves, dependiendo de la zona de la cara en la que se encuentren. Invierte en productos que ayuden a secar dichas imperfecciones, como aquellos que tienen ácido salicílico o las mascarillas con arcilla, que regulan la grasa y resuelven el problema.

4. Tener una alimentación poco saludable y desbalanceada

Para cuidar la piel también hay que prestar atención a la alimentación, que es la principal fuente de nutrientes que hace que el organismo funcione correctamente. Una alimentación saludable y balanceada es clave para proteger a las fibras de colágeno que le dan firmeza a la piel. Resiste la tentación de comer salchichas y comidas poco nutritivas en el trabajo.

5. Irse a dormir con maquillaje

Uno de los hábitos más perjudiciales para la piel es no quitarse el maquillaje antes de dormir. La acumulación de productos y de residuos en la piel produce exceso de grasa, obstrucción de poros y aparición de acné. Hoy en día existen opciones prácticas, como el agua micelar, que ayudan a retirar el maquillaje y la suciedad cuando se tiene flojera dejando a la piel limpia y fresca.

6. No retirar cuidadosamente el maquillaje de los ojos 

Hablando de eso, es muy importante prestar especial atención a los ojos al momento de quitar el maquillaje. Ya que no quitar de forma correcta las sombras, el delineador y la máscara de pestañas afecta a la salud de la zona, ya que la piel suele ser muy delgada y sensible en esa área. Este paso es muy importante para evitar que salgan ojeras, líneas de expresión o vasitos debajo de la dermis.

7. Evita exfoliar en exceso la piel para no dejarla reseca y que no se produzca el efecto rebote

La exfoliación es un paso muy importante del ritual de belleza, ya que estimula la renovación celular y mejora la apariencia de la piel. El problema se produce cuando se exagera al realizar este paso, el exfoliar demasiado la piel hace que quede reseca, sensible y propensa al efecto rebote, que es cuando se estimula la producción excesiva de grasa. No hagas este proceso de más, basta con realizarlo una o dos veces a la semana para aprovechar todos sus beneficios.

8. La piel sufre las consecuencia por las noches de desvelo

Es verdad la expresión “sueño es belleza”, dormir bien es súper importante para la piel, ya que reduce las inflamaciones y promueve la renovación de las células. Una noche de desvelo, sin embargo, deja la piel frágil, con falta de brillo, y más propensa a dañarse por los radicales libres, que estimulan la flacidez de la piel. Intenta siempre dormir de 7 a 8 horas al día.

9. La posición en la que duermes afecta a la piel

Sobre este mismo tema, la posición en la que dormimos también es muy importante para tener la piel bonita, saludable e iluminada. Dormir de lado, por ejemplo, favorece la formación de arrugas y líneas de expresión, ya que el rostro queda “aplastado” al presionarlo contra la almohada. Cambiar este hábito es muy difícil, por eso te recomendamos invertir en almohadas con una funda de satín o seda, que no causan fricción al contacto con la piel.

10. Elige los productos adecuados para tu tipo de piel 

Grasosa, normal, mixta o seca, cada tipo de piel tiene necesidades especificas, y es importante respetarlas para que la piel luzca bonita. El uso de productos adecuados para tu tipo de piel es un hábito que debes adoptar para que esta no se seque o quede grasosa.

Completa tu Look!
ver más : Piel - consejos de belleza
Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017