Get The Look

Cutis a tus 40: Las transformaciones características de la década y cómo combatirlas

  • La mujer de las cuatro décadas comienza verse afectada por los cambios hormonales, cuyas primeras señales son la pérdida de luminosidad pareciendo el cutis cada vez más opaco y áspero.
  • Otro cambio notorio que se hace presente en este periodo es la disminución del ritmo de regeneramiento celular. Es probable que producto de una regeneración más lenta, la piel pierda poco a poco su firmeza, comenzando así un proceso de adelgazamiento de las fibras de colágeno y elastina.
  • La hiperpigmentación cutánea es consecuencia de una mayor producción de la melanina, generando que pecas y manchas naturales comiencen a lucir más oscuras de lo normal.
  • Dado que la textura de la piel es una de las principales afectadas, el primer must de cuidado radica en una crema con protección solar que retrase la aparición de manchas solares o debido a la edad.
  • El resecamiento puede combatirse con hidratantes en base a retinol, compuesto que ayuda a mantener tanto textura como tersura - dos conceptos claves a conservar durante los 40.
Pantalla Completa
Previous Next
La mujer de las cuatro décadas comienza verse afectada por los cambios hormonales, cuyas primeras señales son la pérdida de luminosidad pareciendo el cutis cada vez más opaco y áspero.
  • La mujer de las cuatro décadas comienza verse afectada por los cambios hormonales, cuyas primeras señales son la pérdida de luminosidad pareciendo el cutis cada vez más opaco y áspero.
  • Otro cambio notorio que se hace presente en este periodo es la disminución del ritmo de regeneramiento celular. Es probable que producto de una regeneración más lenta, la piel pierda poco a poco su firmeza, comenzando así un proceso de adelgazamiento de las fibras de colágeno y elastina.
  • La hiperpigmentación cutánea es consecuencia de una mayor producción de la melanina, generando que pecas y manchas naturales comiencen a lucir más oscuras de lo normal.
  • Dado que la textura de la piel es una de las principales afectadas, el primer must de cuidado radica en una crema con protección solar que retrase la aparición de manchas solares o debido a la edad.
  • El resecamiento puede combatirse con hidratantes en base a retinol, compuesto que ayuda a mantener tanto textura como tersura - dos conceptos claves a conservar durante los 40.

Los 40 es aquella edad en que las hormonas se manifiestan, y si a los 30 el regeneramiento se enlentece, a los 40 se acentúa provocando los primeros indicios de flacidez. Por ello es necesario atacar específicamente la tersura con cremas tanto en la mañana como en la noche. Pero no cualquiera. Al cambiar de década deberás estar alerta a las afecciones cutáneas más comunes de tus siguientes 10 años.

El cuidado de la piel comienza mucho antes de los 40, sin embargo cada etapa goza de características que la hacen distintiva. La mujer de las cuatro décadas - por ejemplo - comienza verse afectada por los cambios hormonales, cuyas primeras señales son la pérdida de luminosidad pareciendo el cutis cada vez más opaco y áspero. Ello propicia las arrugas y flacidez, dos contratiempos que se descuelgan a causa de la edad.

Otro cambio notorio que se hace presente en este periodo es la disminución del ritmo de regeneramiento celular. Si a los 20 o 30 tu piel se veía firme, es probable que producto de una regeneración más lenta, esta pierda poco a poco su firmeza, comenzando así un proceso de adelgazamiento de las fibras de colágeno y elastina. El resultado del primero es la dilatación de los poros mientras el segundo ocasiona la aparición de las primeras líneas de expresión alrededor de boca y ojos. Si antes ellas sólo aparecían con determinados gestos, su permanencia aún al estar seria puede ser constante.

La tercera y última gran transformación es la hiperpigmentación cutánea. Esta es consecuencia de una mayor producción de la melanina, generando que pecas y manchas naturales comiencen a lucir más oscuras de lo común. La piel se vuelve más delgada y las venas bajo la dermis también pueden hacerse notorias. 

¡ACTUACIÓN FRENTE A LA BARRERA DE LOS 40!
 Dado que la textura de la piel es una de las principales afectadas, el primer must de cuidado radica en una crema con protección solar que retrase la aparición de manchas solares o debido a la edad. Su uso diario contribuirá también a recobrar la luminosidad que naturalmente también decae en plenos 40.

El resecamiento puede combatirse con hidratantes en base a retinol, compuesto que ayuda a mantener tanto textura como tersura - dos conceptos claves a conservar durante los 40.

→ Al maquillarte busca productos cosméticos ligeros que emparejen color y aporten una textura uniforme a la piel. Aléjate de las bases en polvo ya que el formato suele acumularse sobre y alrededor de las primeras líneas de expresión. En esta misma línea, al usar corrector prefiere un tono claro y no aquellos de matices bronceados.

En base a tres características y tres consejos la llegada de tus 40, lejos de ser un problema será un renacer desde tu aspecto físico - representado por tu rostro - hacia el interior, ¡mucha suerte en esta tarea!

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017