Get The Look

Exfoliación en verano: ¿Cómo efectuarla para no dañar la superficie de la piel?

  •  El sol no sólo actúa a nivel superficial. Bajo la dermis, la piel pierde su flexibilidad y vitalidad. El secreto para evitar aquella acción dañina está en exfoliar de manera profunda el rostro y cuerpo, seguido de hidratación con cremas específicas según sector.
  •  Uno de los principales objetivos de porqué hacerla es para fomentar la regeneración celular. Si bien este es un proceso natural en pieles menores a los 30 años, los cutis maduros sobre la edad señalada demoran el doble en realizarla.
  •  Gracias a ella se estimula la micro circulación superficial de la piel, quedando lista para una nueva exposición en periodos de sol.
  •  La exfoliación frecuente - entre una a dos veces por semana - aporta luminosidad, suavidad y especialmente homogeniza el tono anterior y actual de la piel.
  •  Para proceder a una exfoliación de verano deberás seguir el paso a paso regular, procurando quitar restos de piel muerta, suciedad o bacterias adheridas a la superficie.
Pantalla Completa
Previous Next
El sol no sólo actúa a nivel superficial. Bajo la dermis, la piel pierde su flexibilidad y vitalidad. El secreto para evitar aquella acción dañina está en exfoliar de manera profunda el rostro y cuerpo, seguido de hidratación con cremas específicas según sector.
  •  El sol no sólo actúa a nivel superficial. Bajo la dermis, la piel pierde su flexibilidad y vitalidad. El secreto para evitar aquella acción dañina está en exfoliar de manera profunda el rostro y cuerpo, seguido de hidratación con cremas específicas según sector.
  •  Uno de los principales objetivos de porqué hacerla es para fomentar la regeneración celular. Si bien este es un proceso natural en pieles menores a los 30 años, los cutis maduros sobre la edad señalada demoran el doble en realizarla.
  •  Gracias a ella se estimula la micro circulación superficial de la piel, quedando lista para una nueva exposición en periodos de sol.
  •  La exfoliación frecuente - entre una a dos veces por semana - aporta luminosidad, suavidad y especialmente homogeniza el tono anterior y actual de la piel.
  •  Para proceder a una exfoliación de verano deberás seguir el paso a paso regular, procurando quitar restos de piel muerta, suciedad o bacterias adheridas a la superficie.

Un bronceado luminoso no se obtiene únicamente tras horas bajo el sol. Aunque no lo creas, exfoliar con regularidad la piel durante las épocas más calurosas de año prepararía la piel para que el nuevo color se fijara mejor y pudieras gozar de un color dorado por más tiempo. Hoy en Get The Look te contamos más sobre los cuidados al exfoliar tu piel en verano.

Las condiciones climáticas afectan a la piel durante las 4 estaciones del año. Si en invierno es el frío, en otoño el viento y en primavera la sequedad del ambiente, los meses estivales tienen como enemigo número uno a los rayos solares, por lo cual deberás prepararla antes y mientras te encuentres disfrutando de tus vacaciones. Ello podría ayudarte a extender el color ganado por mucho más tiempo ya de vuelta en tu rutina.

Agresiones cutáneas provocadas por el sol

El sol es responsable de alteraciones cutáneas tan clásicas como la deshidratación o aparición de manchas luego de la exposición, llegando a transformar las pieles más nutridas en opacas. Esto no solo se evidencia a nivel superficial. Bajo la dermis, la piel pierde su flexibilidad y vitalidad. El secreto para evitar aquella acción dañina está en exfoliar de manera profunda el rostro y cuerpo, seguido de hidratación con cremas específicas según sector.

Ojo con las zonas desprovistas de luz a lo largo del año, llegado el calor, piernas, brazos y abdomen necesitarán de cuidados, sumados a las áreas más sensibles como el rostro, cuello y escote.

¿Por qué y cómo exfoliar?

Uno de los principales objetivos de porqué hacerlo es para fomentar la regeneración celular. Si bien este es un proceso natural en pieles menores a los 30 años, los cutis maduros sobre la edad señalada demoran el doble en esta regeneración, tendiendo hacia un aspecto más envejecido.

Gracias a ella se estimula la micro circulación superficial de la piel, quedando lista para una nueva exposición en periodos de sol. La exfoliación frecuente - entre una a dos veces por semana - aporta luminosidad, suavidad y especialmente homogeniza el tono anterior y actual de la piel.

Para proceder a una exfoliación de verano deberás seguir el paso a paso regular, procurando quitar restos de piel muerta, suciedad o bacterias adheridas a la superficie. No temas por dejar la piel en tonos dispares tras quitar pellejo suelto. Ello dará un nuevo aliento a tu piel para recibir aquellos tonos extra.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017