Get The Look

Fórmulas de masaje para promover el efecto de tu crema de tratamiento

  • Los cabellos que se ven visiblemente dañados, con puntas partidas y presencia de caspa pueden recurrir al masaje de rotación, ideal para mejorar el aspecto capilar de raíz a puntas
  • Lo primero que debes hacer es escoger una especial para tu textura – lisa u ondulada – y la condición propia de tu cabello: raíz grasa o seca.
  • Para cueros cabelludos grasos a mixtos puedes proceder con el masaje de percusión. Lava tu cabello de forma habitual y retira el exceso de agua. Con el pelo húmedo, secciónalo en cuatro y aplica la crema dando suaves golpecitos con la yema de los dedos en el cuero cabelludo.
  • En cabellos secos, una vez añadida la crema puedes proceder a peinar para que el producto hidratante alcance medios y puntas. Luego vuelve a partirlo de la misma forma que lo hiciste al principio. Esta vez te concentrarás en el centro y extremos, aplicando una segunda mano de crema de arriba abajo marcando la forma. Por ejemplo, si tienes el cabello ondulado o rizado, procurando masajear definiendo hasta que el cabello cambie su textura.
  •  Después puedes repetir la acción comenzando de abajo hacia arriba. Este último paso busca atender especialmente las puntas partidas
Pantalla Completa
Previous Next
Los cabellos que se ven visiblemente dañados, con puntas partidas y presencia de caspa pueden recurrir al masaje de rotación, ideal para mejorar el aspecto capilar de raíz a puntas
  • Los cabellos que se ven visiblemente dañados, con puntas partidas y presencia de caspa pueden recurrir al masaje de rotación, ideal para mejorar el aspecto capilar de raíz a puntas
  • Lo primero que debes hacer es escoger una especial para tu textura – lisa u ondulada – y la condición propia de tu cabello: raíz grasa o seca.
  • Para cueros cabelludos grasos a mixtos puedes proceder con el masaje de percusión. Lava tu cabello de forma habitual y retira el exceso de agua. Con el pelo húmedo, secciónalo en cuatro y aplica la crema dando suaves golpecitos con la yema de los dedos en el cuero cabelludo.
  • En cabellos secos, una vez añadida la crema puedes proceder a peinar para que el producto hidratante alcance medios y puntas. Luego vuelve a partirlo de la misma forma que lo hiciste al principio. Esta vez te concentrarás en el centro y extremos, aplicando una segunda mano de crema de arriba abajo marcando la forma. Por ejemplo, si tienes el cabello ondulado o rizado, procurando masajear definiendo hasta que el cabello cambie su textura.
  •  Después puedes repetir la acción comenzando de abajo hacia arriba. Este último paso busca atender especialmente las puntas partidas

Los masajes son una muy buena estrategia para impulsar la eficacia de las cremas de tratamiento, pero lo que probablemente hasta ahora no sabías sobre ellos es que existen diversos tipos orientados a cueros cabelludos secos y grasos. Hoy te enseñamos cómo proceder de acuerdo a tu condición capilar para sacar el máximo partido de este tipo de productos complementarios a tu limpieza.

Las cremas capilares tipo mascarillas son una excelente alternativa para mantener la hidratación del cabello en casa, sin embargo no todas cuentan con los mismos resultados sobre el cabello. Lo primero que debes hacer es escoger una especial para tu textura – lisa u ondulada – y la condición propia de tu cabello: raíz grasa o seca. Considerando ambos factores estarás lista para proceder siguiendo los consejos que te dejamos a continuación.

Masaje para cueros cabelludos secos
Los cabellos que se ven visiblemente dañados, con puntas partidas y presencia de caspa pueden recurrir al masaje de rotación, ideal para mejorar el aspecto capilar de raíz a puntas. Para comenzar, lava muy bien tu cabello retirando con abundante agua cualquier exceso de shampoo sobre la superficie.

Una vez concluido, con tu cabello húmedo puedes agregar la crema de tratamiento. La mejor manera de aplicarla es dividiendo el cabello por la mitad desde el nacimiento de la frente hasta llegar a la nuca y luego de oreja a oreja. Las cuatro secciones te permitirán untar el producto en todo el cabello. Con la yema de los dedos aplica en todo el cuero cabelludo.

Una vez añadida la crema puedes proceder a peinar para que el producto hidratante alcance medios y puntas. Luego vuelve a partirlo de la misma forma que lo hiciste al principio. Esta vez te concentrarás en el centro y extremos, aplicando una segunda mano de crema de arriba abajo marcando la forma. Por ejemplo, si tienes el cabello ondulado o rizado, procurando masajear definiendo hasta que el cabello cambie su textura.

Después puedes repetir la acción comenzando de abajo hacia arriba. Este último paso busca atender especialmente las puntas partidas. Peina nuevamente y masajea el cuero cabelludo con la yema de los dedos circulando por todo el contorno de la cabeza. Este masaje debe extenderse por cinco minutos. Cubre tu cabello en una gorra de bajo o permanece en un ambiente de altas temperaturas dejando actuar el producto por 20 minutos y retira con abundante agua.

Masaje para cueros cabelludos grasos a mixtos
Lava tu cabello de forma habitual y retira el exceso de agua. Con el pelo húmedo, secciónalo en cuatro al igual que en el masaje anterior y aplica la crema dando suaves golpecitos con la yema de los dedos en el cuero cabelludo. Esto ayudará a activar la cirulación sanguínea haciendo que el producto penetre de mejor forma en la piel.

Para continuar con el masaje de percusión, peina el cabello y divídelo nuevamente en cuatro. Agrega el producto en las hebras, desde arriba hacia abajo, masajeando hasta mutar la textura de la lisa (propia del cabello húmedo) a una con más movimiento. Repite esta práctica de abajo hacia arriba para sellar. Peina y masajea por uno o dos minutos. Extender este tiempo podría activar las glándulas sebáceas. Al igual que en el caso anterior, deja actuar por 20 minutos al aire. Los masajes para cabellos grasos no requieren de un conductor de calor.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017