Get The Look

Maquillaje brillante en ojos y labios: Encuentra el equilibrio para destacar el último día del año

  • Si quieres que la luz se manifieste de manera leve puedes concentrar tu sombra metálica, en tonos dorados o plata en el sector bajo del lagrimal, dejar el resto del ojo desprovisto de color y trazos agregando una pequeña cuota de máscara de pestañas. Complementa tu mirada con un labial nude traslúcido de acabado glossy.
  • Recurre a los tonos tierra/cobrizos para cubrir todo el párpado superior y extender su aplicación hasta el hueso ocular con una forma circular. Al maquillar la mirada procura dejar la zona baja libre de color para que luzca en un acabado más limpio. Luego define los labios con un delineador y rellena con la tonalidad de rojo que más te guste.
  •  Una manera entretenida de actualizar el look es con trazos de colores alegres, como un amarillo encendido. Realiza un trazo intermedio con la tonalidad limón y asegúrate que sobrepase el límite externo de la mirada de manera que llame la atención. Para los labios mantén el color rojo en un acabado glossy que ponga el acento en una terminación juvenil.
  •  Para un resultado más dramático puedes elegir combinar el blanco y negro en la mirada. Concentra el blanco en todo el borde del lagrimal y delinea con un trazo grueso arriba y abajo desde el punto en que concluye la sombra clara. Luego para la boca aplica un rojo intenso, deja secar unos segundos y finaliza con una barra de brillo que brinde luminosidad en extremo.
  •  Si buscas un look más serio puedes recurrir a dos tonos clásicos: agrega sombra dorada en el párpado móvil de tu mirada y compleméntala con labios vino tinto. Los tonos góticos son ideales para acentuar un look nocturno, y mejor aún si terminas tu maquillaje agregándole brillo a tus labios.
  •  Si quieres un resultado más visible opta por enmarcar toda la zona de los ojos, tanto por el contorno superior e inferior con sombra plateada y maquillaje tus labios en un nude similar a tu tono de piel.
  •  Para un look en extremo femenino puedes recurrir a los tonos pastel. Un trazado naranjo o en otro tono suave y boca rosa, ambos con terminación brillosa dará un aspecto de niña a tu imagen.
Pantalla Completa
Previous Next
Si quieres que la luz se manifieste de manera leve puedes concentrar tu sombra metálica, en tonos dorados o plata en el sector bajo del lagrimal, dejar el resto del ojo desprovisto de color y trazos agregando una pequeña cuota de máscara de pestañas. Complementa tu mirada con un labial nude traslúcido de acabado glossy.
  • Si quieres que la luz se manifieste de manera leve puedes concentrar tu sombra metálica, en tonos dorados o plata en el sector bajo del lagrimal, dejar el resto del ojo desprovisto de color y trazos agregando una pequeña cuota de máscara de pestañas. Complementa tu mirada con un labial nude traslúcido de acabado glossy.
  • Recurre a los tonos tierra/cobrizos para cubrir todo el párpado superior y extender su aplicación hasta el hueso ocular con una forma circular. Al maquillar la mirada procura dejar la zona baja libre de color para que luzca en un acabado más limpio. Luego define los labios con un delineador y rellena con la tonalidad de rojo que más te guste.
  •  Una manera entretenida de actualizar el look es con trazos de colores alegres, como un amarillo encendido. Realiza un trazo intermedio con la tonalidad limón y asegúrate que sobrepase el límite externo de la mirada de manera que llame la atención. Para los labios mantén el color rojo en un acabado glossy que ponga el acento en una terminación juvenil.
  •  Para un resultado más dramático puedes elegir combinar el blanco y negro en la mirada. Concentra el blanco en todo el borde del lagrimal y delinea con un trazo grueso arriba y abajo desde el punto en que concluye la sombra clara. Luego para la boca aplica un rojo intenso, deja secar unos segundos y finaliza con una barra de brillo que brinde luminosidad en extremo.
  •  Si buscas un look más serio puedes recurrir a dos tonos clásicos: agrega sombra dorada en el párpado móvil de tu mirada y compleméntala con labios vino tinto. Los tonos góticos son ideales para acentuar un look nocturno, y mejor aún si terminas tu maquillaje agregándole brillo a tus labios.
  •  Si quieres un resultado más visible opta por enmarcar toda la zona de los ojos, tanto por el contorno superior e inferior con sombra plateada y maquillaje tus labios en un nude similar a tu tono de piel.
  •  Para un look en extremo femenino puedes recurrir a los tonos pastel. Un trazado naranjo o en otro tono suave y boca rosa, ambos con terminación brillosa dará un aspecto de niña a tu imagen.
Decorar el rostro para uno de los días más importantes del año requiere de sintonía y combinación. Por eso si piensas maquillar ojos y labios con productos de acabado luminoso, hoy te presentamos siete propuestas para decidir cómo equilibrar los trazos de tu mirada y definición de tu boca.

La noche de Año Nuevo para muchas será una de las más largas del año pues la celebración se extiende por muchas horas, tiempo en el que ninguna desea dejar de brillar. Es por eso que, más que optar por un aspecto recargado, el equilibrio debe ser el concepto que guíe el resultado de tu rostro, donde bien puedes combinar brillos en ojos y boca. Para no sobrepasarte, aquí algunas alternativas para ver en imágenes y replicar con los siguientes consejos:

Metal + Nude
La importancia de los metálicos ha cobrado fuerza en las últimas semanas. Las festividades provocan utilizarlos en detalles y la mirada es un sector propicio para agregarlo. Si quieres que la luz se manifieste de manera leve puedes concentrar tu sombra metálica, en tonos dorados o plata en el sector bajo del lagrimal, dejar el resto del ojo desprovisto de color y trazos agregando una pequeña cuota de máscara de pestañas. Complementa tu mirada con un labial nude traslúcido de acabado glossy.

Si quieres un resultado más visible opta por enmarcar toda la zona de los ojos, tanto por el contorno superior e inferior con sombra plateada y maquillaje tus labios en un nude similar a tu tono de piel. El producto en tu rostro será más intenso que la primera propuesta.

Para un look en extremo femenino puedes recurrir a los tonos pastel. Un trazado naranjo o en otro tono suave y boca rosa, ambos con terminación brillosa dará un aspecto de niña a tu imagen.

Mirada intensa + Boca intensa
Las más atrevidas y a la vez clásicas que suelen no abandonar el labial rojo este Fin de Año pueden continuar usándolo y sumar al resultado de maquillaje brillo en la mirada.

La primera de las propuestas de labios rojo se enfoca en recurrir a los tonos tierra/cobrizos para cubrir todo el párpado superior y extender su aplicación hasta el hueso ocular con una forma circular. Al maquillar la mirada procura dejar la zona baja libre de color para que luzca en un acabado más limpio. Luego define los labios con un delineador y rellena con la tonalidad de rojo que más te guste.

Una manera entretenida de actualizar el look es con trazos de colores alegres, como un amarillo encendido. Realiza un trazo intermedio con la tonalidad limón y asegúrate que sobrepase el límite externo de la mirada de manera que llame la atención. Para los labios mantén el color rojo en un acabado glossy que ponga el acento en una terminación juvenil.

Para un resultado más dramático puedes elegir combinar el blanco y negro en la mirada. Concentra el blanco en todo el borde del lagrimal y delinea con un trazo grueso arriba y abajo desde el punto en que concluye la sombra clara. Luego para la boca aplica un rojo intenso, deja secar unos segundos y finaliza con una barra de brillo que brinde luminosidad en extremo.

Si buscas un look más serio puedes recurrir a dos tonos clásicos: agrega sombra dorada en el párpado móvil de tu mirada y compleméntala con labios vino tinto. Los tonos góticos son ideales para acentuar un look nocturno, y mejor aún si terminas tu maquillaje agregándole brillo a tus labios.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017