Get The Look

Mascarillas en invierno: Conoce los beneficios de usarla durante la temporada

  • El frío producto de bajas temperaturas provoca que la piel pueda cambiar su color, pasando de un tono parejo a lucir rojeces concentradas comúnmente en zonas como nariz y pómulos, apariencia que puedes evitar agregando a tu rutina el uso semanal de una mascarilla.
  •  Las cremas con rotulados especiales para rostro y cuerpo no deben mezclarse en invierno. Al respetar cada rotulado estarás promoviendo la emulsión máxima de tu piel sin que esta quede grasosa.
  • El usar la crema indicada para cara también te permitirá una mayor adherencia del maquillaje.
  •  El no riesgo a perder el bronceado anima a muchas mujeres y hombres a tratrar su rostro, retirando las células muertas y limpiando la superficie facial. Puedes darle vida con la mascarilla exfoliante.
  • El tránsito a ambientes de diferente temperatura, aunque de manera imperceptible a corto plazo, afectan la piel resecándola y dejándola más vulnerable a los daños de estación.
Pantalla Completa
Previous Next
El frío producto de bajas temperaturas provoca que la piel pueda cambiar su color, pasando de un tono parejo a lucir rojeces concentradas comúnmente en zonas como nariz y pómulos, apariencia que puedes evitar agregando a tu rutina el uso semanal de una mascarilla.
  • El frío producto de bajas temperaturas provoca que la piel pueda cambiar su color, pasando de un tono parejo a lucir rojeces concentradas comúnmente en zonas como nariz y pómulos, apariencia que puedes evitar agregando a tu rutina el uso semanal de una mascarilla.
  •  Las cremas con rotulados especiales para rostro y cuerpo no deben mezclarse en invierno. Al respetar cada rotulado estarás promoviendo la emulsión máxima de tu piel sin que esta quede grasosa.
  • El usar la crema indicada para cara también te permitirá una mayor adherencia del maquillaje.
  •  El no riesgo a perder el bronceado anima a muchas mujeres y hombres a tratrar su rostro, retirando las células muertas y limpiando la superficie facial. Puedes darle vida con la mascarilla exfoliante.
  • El tránsito a ambientes de diferente temperatura, aunque de manera imperceptible a corto plazo, afectan la piel resecándola y dejándola más vulnerable a los daños de estación.

La piel pálida y reseca propia del invierno tiene una buena escapatoria. Supera los efectos faciales típicos de temporada previniéndolos con una serie de consejos a la hora de cuidarla en casa, ¿qué hacer y qué no hacer? Te lo contamos para aprovechar al máximo productos como las mascarillas en base a arcilla.

Los efectos cutáneos del invierno pueden ser muchos, sin embargo estos resultan más notorios en la piel, que muchas veces es imposible resguardar. Ojos, frente o comisura de los labios pueden ver su apariencia alterada por los factores climáticos, pero no al usar mascarilla facial. A continuación, características, buenas y malas prácticas que puedes complementar con el uso del producto para concluir de perfecta forma la temporada más cruda del año.

Para no ver alterado el tono de tu piel...

Rojeces climáticas
En invierno, uno de los sectores más sensibles es el rostro. Desprovisto de prendas que lo cubran por completo, el frío producto de bajas temperaturas provoca que la piel pueda cambiar su color, pasando de un tono parejo a lucir rojeces concentradas comúnmente en zonas como nariz y pómulos. En caso de ser rojeces graves, éstas pueden ir también acompañadas de resecamiento o descamación, apariencia que puedes evitar agregando a tu rutina el uso semanal de una mascarilla. 

Acciones que complementan (o no) el uso de tu mascarilla

Cremas corporales / NO
Si en otras épocas del año en la que sueles encremarte con frecuencia usando cremas específicas para diferentes zonas, invierno no es una temporada en la que puedas pasar a llevar el rotulado de tu producto hidratante.

Al elegir productos cosméticos adecuados para el sector que quieras tratar estarás promoviendo la emulsión máxima de tu piel sin que esta quede grasosa. Además, dado que en tiempos fríos es común maquillar más el rostro, una crema facial anterior a los cosméticos ayudará a que éstos se adhieran de mejor forma. Puedes reforzar ambos efectos conservando la salud de tu piel, también gracias a una mascarilla hidratante.

Exfoliación / SÍ
La palidez del rostro es una característica que impulsa el uso de exfoliantes durante los meses de invierno. El no riesgo a perder el bronceado anima a muchas mujeres y hombres a tratrar su rostro, retirando las células muertas y limpiando la superficie facial. Puedes darle vida con la mascarilla, que cumple con las dos reglas mencionadas anteriormente. Su uso te ayudará a tener una tez blanca pero luminosa.

Cambios bruscos frío - calor / NO
El tránsito a ambientes de diferente temperatura, aunque de manera imperceptible a corto plazo, afectan la piel resecándola y dejándola más vulnerable a los daños de estación. Evita pasar de manera brusca de ambientes fríos a cálidos, por ejemplo de estar en la calle y llegar a casa a ubicarte al lado de una estufa. Recuerda que puedes controlar aquella apariencia reseca con tratamientos unas o dos veces por semana.

Completa tu Look!
Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017