Get The Look

Mascarillas faciales en verano: 5 agresiones que podrás calmar gracias a su uso

  •  Complementa el uso de cremas por la mañana y la noche con una mascarilla refrescante un par de veces por semana, que representará frescura para tu piel. Deja actuar la máscara por 5 a 10 minutos aplicándola con un suave masaje sobre la piel y continúa con tu rutina habitual. Pronto notarás como el resecamiento es una característica inexistente en tu look de verano.
  • Un día de sol puede ocasionar no sólo el cambio de color en la apariencia de la piel sino una sensación de cutis apretado e incómodo. Al usar mascarillas limpiadores lograrás reponer y fortalecer la barrera cutánea.
  • Debido al calor, tanto la piel como los poros se ven perjudicados. Al exponerse por largo tiempo a altas temperaturas, estos corren el riesgo de obstruirse en caso de no ser sometidos a una limpieza profunda.
  • Haz más luminosa a tu piel aún sin presencia de luz. Ya sea en una reunión con amigos o cita a la luz de las velas, su uso permitirá que la piel conserve un tono y resplandor natural
  • No solo la piel puede manifestar signos de cansancio mediante resecamiento. Si el malestar es a nivel corporal, reserva unos minutos de relajo de manera que tu cuerpo y mente se encuentren calmos. La mejor manera de hacerlo es disfrutando de una mascarilla detox que limpie en profundidad y acabe con aquella suciedad imperceptible adherida al rostro.
Pantalla Completa
Previous Next
Complementa el uso de cremas por la mañana y la noche con una mascarilla refrescante un par de veces por semana, que representará frescura para tu piel. Deja actuar la máscara por 5 a 10 minutos aplicándola con un suave masaje sobre la piel y continúa con tu rutina habitual. Pronto notarás como el resecamiento es una característica inexistente en tu look de verano.
  •  Complementa el uso de cremas por la mañana y la noche con una mascarilla refrescante un par de veces por semana, que representará frescura para tu piel. Deja actuar la máscara por 5 a 10 minutos aplicándola con un suave masaje sobre la piel y continúa con tu rutina habitual. Pronto notarás como el resecamiento es una característica inexistente en tu look de verano.
  • Un día de sol puede ocasionar no sólo el cambio de color en la apariencia de la piel sino una sensación de cutis apretado e incómodo. Al usar mascarillas limpiadores lograrás reponer y fortalecer la barrera cutánea.
  • Debido al calor, tanto la piel como los poros se ven perjudicados. Al exponerse por largo tiempo a altas temperaturas, estos corren el riesgo de obstruirse en caso de no ser sometidos a una limpieza profunda.
  • Haz más luminosa a tu piel aún sin presencia de luz. Ya sea en una reunión con amigos o cita a la luz de las velas, su uso permitirá que la piel conserve un tono y resplandor natural
  • No solo la piel puede manifestar signos de cansancio mediante resecamiento. Si el malestar es a nivel corporal, reserva unos minutos de relajo de manera que tu cuerpo y mente se encuentren calmos. La mejor manera de hacerlo es disfrutando de una mascarilla detox que limpie en profundidad y acabe con aquella suciedad imperceptible adherida al rostro.

Las altas temperaturas, humedad, agua salada y dulce pueden cambiar la apariencia de la piel, dejándola más opaca y menos tersa en caso de no ajustar pequeños detalles en la rutina de cuidado facial. Si te dispones a salir de casa por un par de días, atenta al momento en que deberás usar tu mascarilla de arcilla.

5 agresiones del ambiente que podrás combatir con mascarillas faciales

Hidratación post día bajo el sol
Si en el último tiempo te cuesta cumplir con los dos dos litros de ingesta diaria de agua recomendada por expertos debido a los compromisos personales y laborales que rebalsan tu agenda, más lo será al estar en ambientes exteriores como la playa. Por ello el consejo es complementar el uso de cremas por la mañana y la noche con una mascarilla refrescante un par de veces por semana, el que representará frescura para tu piel. Deja actuar la máscara por 5 a 10 minutos aplicándola con un suave masaje sobre la piel y continúa con tu rutina habitual. Pronto notarás como el resecamiento es una característica inexistente en tu look de verano.

Alivia hinchazón o rojeces provocadas por rayos UV
Un día de sol puede ocasionar no sólo el cambio de color en la apariencia de la piel sino una sensación de cutis apretado e incómodo. Al usar mascarillas limpiadores lograrás reponer y fortalecer la barrera cutánea, aliviando posibles molestias producto de las quemaduras.

Adiós impurezas, bienvenida respiración celular
Debido al calor, tanto la piel como los poros se ven perjudicados. Al exponerse por largo tiempo a altas temperaturas, estos corren el riesgo de obstruirse en caso de no ser sometidos a una limpieza profunda. Procede a hacerla con una mascarilla en base a arcilla rica en minerales y agentes limpiadores, que la renueven desde o más profundo. No sólo la dejarán más limpia, sino también más suave.

Piel luminosa para las noches veraniegas
Otro de los beneficios de incorporar las mascarillas de manera semanal a la rutina está en hacer más luminosa a la piel aún sin presencia de luz. Ya sea en una reunión con amigos o cita a la luz de las velas, su uso permitirá que la piel conserve un tono y resplandor natural, perceptible tanto de día como en ambientes nocturnos.

Relajo general: cuerpo y mente equilibradas
No solo la piel puede manifestar signos de cansancio mediante resecamiento. Si el malestar es a nivel corporal, reserva unos minutos de relajo de manera que tu cuerpo y mente se encuentren calmos. La mejor manera de hacerlo es disfrutando de una mascarilla detox que limpie en profundidad y acabe con aquella suciedad imperceptible adherida al rostro.

Completa tu Look!
Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017