Get The Look

Ordena tu cuidado matutino: Cómo aplicar ingredientes ligeros y más densos

  • Las mujeres que habitualmente limpian su rostro con productos líquidos, mousse o jabón (en caso de pieles mixtas y grasas) deben retirar el producto con abundante agua y proceder a secar la piel. Si la superficie cutánea se obstruye, las cremas no cumplen el efecto esperado ya que no penetran 100% en la piel.
  •  Continúa limpiando los sectores más sensibles como el contorno de ojos y labios. Puedes hacerlo con productos especiales para zonas delicadas.
  •  Al aplicar el tónico adecuado para tu tipo de piel estarás contribuyendo a restablecer el Ph de tu piel. No olvides saltar este paso pues el tónico termina con el proceso de limpieza arrastrando cualquier resto de suciedad o compuesto propio de la crema limpiadora.
  •  Aplica el sérum y espera hasta que este se absorba por completo y notes que la piel esté seca.
  •  Sigue con el contorno de ojos dando delicados toques de manera circular. Estos movimientos deben ser en dirección hacia la nariz para no ir a favor de las líneas de expresión. Repetir el gesto de manera incorrecta podría potenciar las arrugas de la mirada.
  •  En la mañana aplica una crema hidratante y por la noche nutritiva. Sigue con el contorno de ojos dando delicados toques de manera circular. Estos movimientos deben ser en dirección hacia la nariz para no ir a favor de las líneas de expresión. Repetir el gesto de manera incorrecta podría potenciar las arrugas de la mirada.
Pantalla Completa
Previous Next
Las mujeres que habitualmente limpian su rostro con productos líquidos, mousse o jabón (en caso de pieles mixtas y grasas) deben retirar el producto con abundante agua y proceder a secar la piel. Si la superficie cutánea se obstruye, las cremas no cumplen el efecto esperado ya que no penetran 100% en la piel.
  • Las mujeres que habitualmente limpian su rostro con productos líquidos, mousse o jabón (en caso de pieles mixtas y grasas) deben retirar el producto con abundante agua y proceder a secar la piel. Si la superficie cutánea se obstruye, las cremas no cumplen el efecto esperado ya que no penetran 100% en la piel.
  •  Continúa limpiando los sectores más sensibles como el contorno de ojos y labios. Puedes hacerlo con productos especiales para zonas delicadas.
  •  Al aplicar el tónico adecuado para tu tipo de piel estarás contribuyendo a restablecer el Ph de tu piel. No olvides saltar este paso pues el tónico termina con el proceso de limpieza arrastrando cualquier resto de suciedad o compuesto propio de la crema limpiadora.
  •  Aplica el sérum y espera hasta que este se absorba por completo y notes que la piel esté seca.
  •  Sigue con el contorno de ojos dando delicados toques de manera circular. Estos movimientos deben ser en dirección hacia la nariz para no ir a favor de las líneas de expresión. Repetir el gesto de manera incorrecta podría potenciar las arrugas de la mirada.
  •  En la mañana aplica una crema hidratante y por la noche nutritiva. Sigue con el contorno de ojos dando delicados toques de manera circular. Estos movimientos deben ser en dirección hacia la nariz para no ir a favor de las líneas de expresión. Repetir el gesto de manera incorrecta podría potenciar las arrugas de la mirada.
Completa tu
Look!
X

Toda crema cuenta con una composición especial, y si en otras materias el orden de los factores altera el resultado, ¡en belleza pasa lo mismo! El uso de los productos en un orden incorrecto podría impedir los resultados que el producto promete. Por eso hoy derribamos los mitos detrás de los rotulados ligeros y densos para que sepas los pasos a seguir al agregar diversos ingredientes.

Los dermatólogos son los profesionales más indicados para transmitir la forma en que se presentan los activos en un producto cosmético, su peso y composición. Y aferrándonos de las teorías de estos especialistas, los compuestos ligeros o más livianos, como las cremas en formato líquido, deben ir antes de las más cremosas. Así, los sérum y cremas finalizan la rutina de belleza.

La razón es mucho más simple de lo que podrías estar pensando: Si se aplican primero las composiciones densas, éstas impiden el paso a los ingredientes más ligeros al obstruir los poros. Ahora bien...si los aplicas en el orden incorrecto nada malo pasará, lo único que estarás provocando será disminuir su eficacia.

El orden correcto según tu cosmetiquero
Las mujeres que habitualmente limpian su rostro con productos líquidos, mousse o jabón (en caso de pieles mixtas y grasas) deben retirar el producto con abundante agua y proceder a secar la piel. Si la superficie cutánea se obstruye, las cremas no cumplen el efecto esperado ya que no penetran 100% en la piel.

Continúa limpiando los sectores más sensibles como el contorno de ojos y labios. Puedes hacerlo con productos especiales para zonas delicadas.

Al aplicar el tónico adecuado para tu tipo de piel estarás contribuyendo a restablecer el Ph de tu piel. No olvides saltar este paso pues el tónico termina con el proceso de limpieza arrastrando cualquier resto de suciedad o compuesto propio de la crema limpiadora.

Aplica el sérum y espera hasta que este se absorba por completo y notes que la piel esté seca.
Sigue con el contorno de ojos dando delicados toques de manera circular. Estos movimientos deben ser en dirección hacia la nariz para no ir a favor de las líneas de expresión. Repetir el gesto de manera incorrecta podría potenciar las arrugas de la mirada.

En la mañana aplica una crema hidratante y por la noche nutritiva.

Antes de salir de casa y tras esta rutina no olvides el factor, que cuenta con una composición densa.

Para finalizar realiza tus técnicas de maquillaje. Agrega una pre base o CC Cream para corregir color e imperfecciones y sigue dado color con sombras y máscara de pestañas.

Buenas noticias - Tus productos ligeros y densos están aplicados de manera excelente para comenzar tu día.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017