Get The Look

Pelo liso bajo control en invierno: Consejos para disciplinar hebras gruesas y finas

  • Si tu cabello fino presenta además poca vitalidad deberás evitar los productos ricos en lípidos, los que le otorgan peso al cabello y pueden dejarlo apelmazado. Lo necesarios para este caso es inyectar al cabello de proteínas ya que las hebras pierden esta sustancia cada vez que son lavadas y necesitan reposición.
  • Las cabelleras rebeldes por su grosor en estaciones frías requieren de envasados que contengan lípidos en su composición. Ideales son los productos ricos en aceites vegetales que restauren los ácidos grasos insaturados perdidos. Y lo mejor de ellos es que suelen venir en formatos leave in, por lo cual no necesitarás ni humedecer el cabello ni lavarlo para ver sus beneficios.
  • Las puntas partidas, aspereza al tacto y aspecto mate son 3 señales que forman parte de tu estilo quiere decir que este es propenso a quebrarse y para ello las fórmulas que contengan ingredientes como proteínas de seda, soja o trigo fortalecerán la estructura conformando una capa protectora fina entre un lavado y otro.
  • La materialidad de gorros, sombreros o ropa cercana al casco podría hacer que el cabello adquiriera una carga electrostática difícil pero no imposible de manejar. Puedes hacerlo con tratamientos que cuenten con complejo de polímeros iónicos que puedan restaurar la suavidad de la cutícula y la reparen desde el interior.
  • El no llevar los accesorios por mucho tiempo te ayudará también a que tu cabello no transpire y tenga menos posibilidades de rizarse.
Pantalla Completa
Previous Next
Si tu cabello fino presenta además poca vitalidad deberás evitar los productos ricos en lípidos, los que le otorgan peso al cabello y pueden dejarlo apelmazado. Lo necesarios para este caso es inyectar al cabello de proteínas ya que las hebras pierden esta sustancia cada vez que son lavadas y necesitan reposición.
  • Si tu cabello fino presenta además poca vitalidad deberás evitar los productos ricos en lípidos, los que le otorgan peso al cabello y pueden dejarlo apelmazado. Lo necesarios para este caso es inyectar al cabello de proteínas ya que las hebras pierden esta sustancia cada vez que son lavadas y necesitan reposición.
  • Las cabelleras rebeldes por su grosor en estaciones frías requieren de envasados que contengan lípidos en su composición. Ideales son los productos ricos en aceites vegetales que restauren los ácidos grasos insaturados perdidos. Y lo mejor de ellos es que suelen venir en formatos leave in, por lo cual no necesitarás ni humedecer el cabello ni lavarlo para ver sus beneficios.
  • Las puntas partidas, aspereza al tacto y aspecto mate son 3 señales que forman parte de tu estilo quiere decir que este es propenso a quebrarse y para ello las fórmulas que contengan ingredientes como proteínas de seda, soja o trigo fortalecerán la estructura conformando una capa protectora fina entre un lavado y otro.
  • La materialidad de gorros, sombreros o ropa cercana al casco podría hacer que el cabello adquiriera una carga electrostática difícil pero no imposible de manejar. Puedes hacerlo con tratamientos que cuenten con complejo de polímeros iónicos que puedan restaurar la suavidad de la cutícula y la reparen desde el interior.
  • El no llevar los accesorios por mucho tiempo te ayudará también a que tu cabello no transpire y tenga menos posibilidades de rizarse.

El cabello rizado no es el único que debe lidiar con el clima que se avecina. A su manera, las cabelleras lisas también sufren producto de la lluvia y humedad ambiental, por lo cual hoy nos adentramos en cómo tratarlas según las características que presente. Aprende a domar la textura según sus características finas o gruesas que presenten desde su nacimiento.

Gruesa, fina o quebradiza, ¿cómo tratar cada tipo de cabellera lisa?

Uno de los mayores desafíos para los estilos rectos llegada la temporada de lluvias es mantener la textura intacto, lo cual puede hacerse con productos hidratantes al tratar y limpiar las hebras lisas. Eso sí, al escoger estos productos, deberás atender a sus rotulados, de manera de brindar al cabello exactamente lo que necesita, como lo repasamos a continuación.

Look grueso e indisciplinado: las cabelleras rebeldes en estaciones frías requieren de envasados que contengan lípidos en su composición. Ideales son los productos ricos en aceites vegetales que restauren los ácidos grasos insaturados perdidos. Y lo mejor de ellos es que suelen venir en formatos leave in, por lo cual no necesitarás ni humedecer el cabello ni lavarlo para ver sus beneficios. Existen aceites vegetales ligeros como el de almendra, sésamo o nuez y más untosos, lista integrada por los de oliva, amaranto o argán.

Fino y ópaco: si la poca vitalidad es una de las características que aqueja a tu liso debes optar por una vía contraria a la recién señalada y evitar productos ricos en lípidos, los que le otorgan peso al cabello y pueden dejarlo apelmazado. Lo necesarios para este caso es inyectar al cabello de proteínas ya que las hebras pierden esta sustancia cada vez que son lavadas y necesitan reposición. Hay algunos productos que junto con otorgar el shock de proteína, restablecen la estructura interna del cabello, siendo los más recomendados para otoño/invierno.

Frágil: las puntas partidas, aspereza al tacto y aspecto mate son 3 señales que forman parte de tu estilo quiere decir que este es propenso a quebrarse y para ello las fórmulas que contengan ingredientes como proteínas de seda, soja o trigo fortalecerán la estructura conformando una capa protectora fina entre un lavado y otro. La coenzima Q10, sílice de bambú o raíces de ginseng, presenten usualmente en productos de limpieza, sirven reparando y propiciando la formación de la keratina por lo cual un buen consejo es buscarla entre los componentes al comprar un nuevo shampoo o acondicionador.

Consejos extra para la textura

La electricidad estática es más común en invierno por estar el cabello en contacto con fibras de diferentes accesorios: la materialidad de gorros, sombreros o ropa cercana al casco podría hacer que el cabello adquiriera una carga electrostática difícil pero no imposible de manejar. Puedes hacerlo con tratamientos que cuenten con complejo de polímeros iónicos que puedan restaurar la suavidad de la cutícula y la reparen desde el interior.

Si tu solución a la estática no va por los rotulados de belleza, evita llevar accesorios por mucho tiempo. Esta medida además contribuirá para que tu cabello no transpire y tenga menos posibilidades de rizarse. 

Completa tu Look!
vídeos Recomendados
La posición y firmeza de las mejillas es uno de los aspectos más evidentes en la foto de antes y después.
Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017