Get The Look

Pincel, esponja o dedos: descubre cuál es la mejor forma de aplicar base para quedar con la piel linda

  • La base de maquillaje es la gran salvadora para contar con un rostro impecable. Conoce cuál es la herramienta ideal para su mejor aplicación.
Pantalla Completa
Previous Next
La base de maquillaje es la gran salvadora para contar con un rostro impecable. Conoce cuál es la herramienta ideal para su mejor aplicación.

Lo esencial para lograr un maquillaje impecable, es contar con el rostro parejos y sin ninguna imperfección. Naturalmente esto es casi imposible, pues siempre existe algo que interrumpe este objetivo. Es así como la base de maquillaje es la gran salvadora y al usarla de la manera correcta y en el tono adecuado para la piel, deja el rostro maravilloso para impactar.

Además de encontrar el color de base, lo otro importante es usar la herramienta correcta para aplicarla. Existen muchas opciones para llevar a cabo esta acción, como pinceles y esponjas. Entonces, ¿cuál es mejor?

Cada uno tiene sus cualidades, por lo que ahora es importante que las conozcas para así escoger aquella herramientas que te sea más útil y con la que logres el efecto en la piel que estás buscando.

¡Aplica la base con la herramienta correcta!

Para usar la base, existen distintos métodos de aplicación. Cada uno tiene una finalidad diferente, la elección depende si la intención es una cobertura bien ligera, de color uniforme o que sea capaz de disimular imperfecciones más marcadas. Conozca los principales artificios y sus funciones para nunca más errar en la aplicación y conquistar una piel perfecta.

Las versiones de esponjas redondas bien suaves o las que tiene una forma de gota son indicadas para quien desea alcanzar todos los espacios del rostro con una cobertura fina y aspecto natural.

Para conseguir un acabado aún más impecable, el consejo es humedecer la esponja con agua, retirando todo el exceso del líquido antes de aplicar la base. Esta estrategia facilita la aplicación de bases cremosas más espesas, pero también puede ser usada con las líquidas.

Además, las esponjas secas ayudan más retirando el exceso de base o de polvo al final del maquillaje, que a ser una herramienta de aplicación.

Otra herramienta útil son los pinceles, los que tienen el poder de distribuir bien el producto en la piel y son más indicados para bases fluidas o en polvo.

Para la maquilladora Nelia Martins, del salón Werner Leblon, los pinceles en forma ovalada son la mejor opción para quien desea alcanzar todos los cantos del rostro. "Estos pinceles se adecuan a la curvas y cubren todo con perfección", contó.

Otro producto bien conocido para esa función es el "duofiber", que mezcla fibras sintéticas con naturales de dos largos diferentes. Es perfecto para expandir y difuminar el color en el rostro, lo que permite cargar bastante producto y cubrir todas las manchas no deseadas.

Otros datos clave

Sea cual sea el modelo escogido, el producto necesita ser expandido de adentro hacia afuera del rostro, siempre con los ya conocidos movimientos circulares.

Lo ideal es colocar la cantidad exacta de base en una de las manos y mojar el pincel en ella poco a poco, comenzando por la frente y después por la nariz y mejillas.

Recuerda lavar los pinceles constantemente, para que su vida útil sea mayor.

Por último, recuerda que usar los dedos para aplicar la base, según Neila, dice que no se adhiere el producto de la misma forma que con el pincel: "los dedos no consiguen fijar la base como un buen pincel hecho específicamente para eso", dice.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017