Get The Look

Reconstrucción capilar pre verano, ¡8 razones para decir no al sulfato en limpiadores!

  • Junto con preservar la humedad del cabello, el contar con productos sin sulfato hace que los limpiadores preserven los aceites naturales del cabello originados a nivel de cuero cabelludo. La sal los arrastra, propiciando su resequedad, quiebre y por ende manipulación. En definitiva, sin sulfatos verás como tu cabello poco a poco rejuvenece.
  • Eliminar los sulfatos de la rutina capilar podría eliminar también aquella molesta de llevar constantemente el cabello parduzco y apagado. Ello, en gran medida es provocado por el contenido de sodio de shampoos.
  • Los sulfatos son uno de los mayores enemigos de los rizos por la simple razón de promover su tendencia a la resequedad. Por tanto, si tu cabello luce áspero, dañado o seco, no es a causa de cambios de color, sino en gran medida por el uso de sulfatos.
Pantalla Completa
Previous Next
Junto con preservar la humedad del cabello, el contar con productos sin sulfato hace que los limpiadores preserven los aceites naturales del cabello originados a nivel de cuero cabelludo. La sal los arrastra, propiciando su resequedad, quiebre y por ende manipulación. En definitiva, sin sulfatos verás como tu cabello poco a poco rejuvenece.
  • Junto con preservar la humedad del cabello, el contar con productos sin sulfato hace que los limpiadores preserven los aceites naturales del cabello originados a nivel de cuero cabelludo. La sal los arrastra, propiciando su resequedad, quiebre y por ende manipulación. En definitiva, sin sulfatos verás como tu cabello poco a poco rejuvenece.
  • Eliminar los sulfatos de la rutina capilar podría eliminar también aquella molesta de llevar constantemente el cabello parduzco y apagado. Ello, en gran medida es provocado por el contenido de sodio de shampoos.
  • Los sulfatos son uno de los mayores enemigos de los rizos por la simple razón de promover su tendencia a la resequedad. Por tanto, si tu cabello luce áspero, dañado o seco, no es a causa de cambios de color, sino en gran medida por el uso de sulfatos.

La proximidad del verano cada noviembre enciende las alarmas para tratar el cabello de manera de comenzar la temporada de calor en óptimas condiciones y hacerle frente a las múltiples agresiones externas: cloro, sal de mar y arena entre otros encabezan el listado de enemigos. Sin embargo, tras los múltiples consejos exprés que habrás leído este mes, lo mejor es comenzar una limpieza libre de sulfatos y extenderla por el siguiente trimestre, te sorprenderás de la cantidad de beneficios que te traerá establecerlo como un hábito en tu rutina.

Si hace algunos meses destacábamos la importancia de alejar los sulfatos de tus cuidados de belleza capilar, llegado un nuevo verano, los productos de limpieza y tratamiento que omiten al componente de su fórmula vuelven a estar de moda, ¿por qué? A continuación enumeramos su listado de ventajas:

8 certezas sobre los limpiadores sin sulfato

#1. Mayor retención de humedad: Aunque no lo notes, los sulfatos dañan el cabello a largo plazo, por lo cual uno de los beneficios directos que notarás al lavar el cabello con shampoo libre de sal es que ellos limpian de forma más suave, sin eliminar su humedad. Ello no sólo privilegia el actuar natural del cuero cabelludo sino también reduce el desprendimiento de las hebras y su ruptura. 

#2. Aceites naturales intactos: junto con preservar la humedad del cabello, el contar con productos sin sulfato hace que los limpiadores preserven los aceites naturales del cabello originados a nivel de cuero cabelludo. La sal los arrastra, propiciando su resequedad, quiebre y por ende manipulación. En definitiva, sin sulfatos verás como tu cabello poco a poco rejuvenece.

#3. Menor chance de irritación: Al estar seco el cabello desde la raíz, desata picor, caspa o incluso grasitud desde el nacimiento de las hebras. Para evitar todos estos efectos debes privilegiar productos sin sulfato, en especial si has sufrido aczema o alergias en el sector del casco.

#4. Los cabellos coloridos tan de oda esta temporada también pueden ver perjudicado el tono producto de los sulfatos. Al alejarte de ellos estarás extendiendo la duración del tinte ya que el contenido de sal en envasados de belleza posee la característica abrasiva, es decir, arrastran el color de forma más rápida.

#5. Menor absorción de químicos: Los agentes presentes en el sodio provocan que las toxinas penetren en el cuero cabelludo, por lo cual al usarlo estarás promoviendo que tanto químicos como conservantes que componen tus limpiadores, puedan entrar en contacto con la piel y penetras al torrente sanguíneo.

#6. Alopecia bajo control: Los limpiadores con sulfato dejan pequeñas partículas de sodio en los folículos pilosos, los cuales pueden penetrar en el cuero cabelludo, debilitándolo y causando la posterior caída del cabello.

#7. Reduce la opacidad capilar: Eliminar los sulfatos de la rutina capilar podría eliminar también aquella molesta de llevar constantemente el cabello parduzco y apagado. Ello, en gran medida es provocado por el contenido de sodio de shampoos.

#8. Empodera a los rizos: Si aún no lo sabías, los sulfatos son uno de los mayores enemigos de los rizos por la simple razón de promover su tendencia a la resequedad. Por tanto, si tu cabello luce áspero, dañado o seco, no es a causa de cambios de color, sino en gran medida por el uso de sulfatos.

Sigue éstas recomendaciones y al mismo tiempo protege al medio ambiente. Recuerda que los shampoos sin sodio entre sus ingredientes son menos tóxicos que agentes de limpieza con aditivos sintéticos.

Completa tu Look!
Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017