Get The Look

Ritual de limpieza para pieles grasas: ¿cómo cuidar cutis delicados?

  •  La mascarilla verde te ayudará a una limpieza profunda, ideal para reparar los puntos más débiles de las pieles grasas.
Pantalla Completa
Previous Next
La mascarilla verde te ayudará a una limpieza profunda, ideal para reparar los puntos más débiles de las pieles grasas.

Una piel grasa es sinónimo de mayor espesor, poros dilatados y exceso de secreción sebácea, pero no si te preocupas de algunos cuidados básicos. Hoy te enseñamos algunas claves para mantener una piel limpia, fresca y libre de brillos e imperfecciones gracias a la limpieza del cutis.

Una de las mayores afecciones de mujeres de cutis mixto a graso es el exceso de sebo concentrado normalmente en la zona T - frente, nariz y mentón- lo que provocará brillos e imperfecciones. En caso de contar con uno de ambos tipos de piel, un nuevo aliado purificante y matificante que mantendrá tu rostro perfecto es la mascarilla verde hecha en base a arcillas puras.

Los secretos detrás de su éxito

→ Combinación de 3 Arcillas Puras + Eucalipto en una textura cremosa y fresca sobre tu rostro.

→ Ellas poseen propiedades que cuidan la piel en profundidad: la suma de las tres arcillas, el Caolín, la Montmorillonita y la lava de marruecos, consiguen absorber el sebo y las impurezas, a la vez que combaten las imperfecciones e iluminan la piel.

→ No esclavizante: su uso puede variar de una a tres veces por semana, completamente a gusto. Puedes elegir los días en los que tengas una cita, fiesta o evento importante ya que sentirás de inmediato tu piel en plena forma: fresca, limpia y purificada.

→ Aplícala sobre el rostro limpio en una capa fina capa evitando ojos y labios. Espera 10 minutos, instantes en los que puedes escuchar tu música favorita, ponerte al día con tu serie favorita, eligir tu look para el fin de semana, mira un tutorial de maquillaje, entre muchas otras. Para finalizar, enjuaga tu piel con abundante cantidad de agua tibia.

Logra una piel purificada convirtiendo el último punto en un hábito de belleza. Después de 7 días notarás beneficios extra a la frescura y limpieza. Un rostro matificado y con brillo bajo control. A largo plazo te notarás más bella y radiante ya que facilitarás con la limpieza que tu piel ‘respire’ de una forma óptima.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017