Get The Look

Siguiendo estas 4 recomendaciones acomodar tu chasquilla será más sencillo

  •  Conoce los consejos que facilitan el cuidado del fleco
Pantalla Completa
Previous Next
Conoce los consejos que facilitan el cuidado del fleco

Actualmente la chasquilla en todas sus versiones está de moda: lacia, con ondas, rizada, larga, corta, lateral, entre otros estilos, este detalle le da un toque de encanto extra al look, sin embargo, requiere de tiempo y de cuidados específicos. Siguiendo algunas recomendaciones puedes simplificar tu rutina de belleza y obtener una chasquilla impecable.

1) Lava y acondiciona las mechas con productos especiales para cabello mixto 

El primer paso para que tu fleco luzca siempre bonito y brillante es la limpieza. Lo ideal es invertir en una línea de shampoo y acondicionador especial para cabello mixto, que limpie las raíces profundamente por hasta 48 horas y al mismo tiempo hidrate las mechas. De esta forma, se evitará que el cabello presente frizz y la aparición de puntas dobles.

2) Seca y cepilla el cabello de la manera correcta 

Seca el fleco después de lavarlo, para moderarlo y evitar el frizz. Después de retirar el exceso de agua de las mechas, vale la pena desenredar el cabello con un peine de madera y después iniciar el proceso de secado. El secreto para dejar el fleco bien acomodado y con movimiento es cepillarlo en todas las direcciones: a la izquierda, luego a la derecha, en seguida hacia al frente y hacia abajo, y después hacia arriba.

3) Prefiere utilizar la secadora 

Para evitar dañar tus mechas no es necesario exagerar con los aparatos calientes, como la plancha, que aunque es una excelente aliada para acomodar el cabello, hace que la frente sude, lo que provoca que el cabello se “pegue” al rostro, y que quede grasoso rápidamente. Prefiere usar el secador a la temperatura más baja, e incluso puedes dejar que el cabello se seque al aire libre.

4) Suelta la chasquilla hasta que la crema se haya absorbido por completo 

Otro consejo para evitar que el fleco quede grasoso es dejar que el hidratante del rostro se seque por completo. Durante la rutina de belleza facial, sujeta el fleco con un pasador o broche, para evitar que los productos entren en contacto con el cabello y que lo dejen aceitoso. Después de que la piel absorba por completo la fórmula de los productos puedes soltar el cabello.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017