Get The Look

Textura y aplicación de tu mascarilla facial: Consejos para facilitar su uso

  •  La variedad de tres arcillas roja, negra y verde poseen diferentes texturas y caracterísitcas, las que podrás potenciar siguiendo una serie de útiles consejos.
Pantalla Completa
Previous Next
La variedad de tres arcillas roja, negra y verde poseen diferentes texturas y caracterísitcas, las que podrás potenciar siguiendo una serie de útiles consejos.

La densidad de los envases varía levemente según su rotulado rojo, negro y verde pero el objetivo de limpiar e iluminar la piel no. Hoy investigamos más acerca de la textura de cada una de las mascarillas en base a arcillas puras para facilitar la aplicación y mejorar los resultados de cada una de ellas.

Esta temporada las mascarillas faciales representan una novedad en el mercado de belleza, y si bien todas cumplen con la función de purificar el cutis, también cuentan con detalles disímiles, como su textura. Aquí una guía de consejos para añadir y quitar el producto de forma sencilla y maximizar los efectos en la piel del rostro.

Diferente textura, diferente aplicación

La arcilla roja es la más suave de las tres en varios sentidos: primero, no molesta al contacto con la piel ya que no se reseca sobre ella ni la deja tirante. Tarda bastante en secarse y posee un aroma suave y fresco, que transmite una sensación de limpieza. Su textura granulada ligera permite masajear minutos antes de extraerse, propiciando así un efecto exfoliante.

La arcilla negra es un poco más fuerte que la roja, más densa y tiende a un aroma a barro. Al agregar el producto oscuro, un muy buen consejo es utilizar un pincel de maquillaje de extremo plano. Adquiérelo y úsalo exclusivamente para este fin. Si bien es un pincel para otro tipo de cosméticos cumple bien al esparciar la mascarilla con precisión para no aglomerar el producto en sectores específicos.

La mascarilla verde, entre las tres variedades es la más fuerte y potente. Al agregarla parece ligera pero se seca de manera muy rápida, y la idea no es que tu rostro quede petrificado bajo la capa de producto facial. Al remover cualquiera de ellas, hazlo con agua tibia, o bien una toalla humedecida. Retira el producto tras 10 o 15 minutos. Es importante que respetes su tiempo de acción. El envase de cristal duro de 50ml en que están contenidas te alcanzará para unas 10 a 12 aplicaciones. 

Las versiones roja y verde, menos densas en su composición, pueden esparcirse con la yema de los dedos. Al hacerlo, procura llegar hasta el último pliegue del rostro, incluidos sectores difíciles como las aletas de la nariz, y de no dejar rastros del producto en las manos al terminar para no desperdiciarlo.

Recuerda que los tres tonos de arcilla - verde, negro y rojo - están formulados con caolín, compuesto que funciona atrapando impurezas y absorbiendo el exceso de grasa en las capas superficiales de la piel. También en su composición se encuentra presente la montorillonita que cumple con el objetivo antiimperfección, y por último con lava de Marruecos, la que sirve para iluminar el cutis y perfeccionar su textura. La fusión de estos tres elementos naturales las hace propicias para tratar y dar minutos de relajo especialmente a pieles mixtas y grasas. 

Completa tu Look!
Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017