Get The Look

Todo acerca de la raíz amatista, el efecto lila que encenderá tu cuero cabelludo

  • Hace años que Kelly Osbourne demuestra su afición por los morados. Como ella, para obtener el tono es recomendable contar con una base ya platinada o rubia.
  • Al añadir la coloración, agrégala en mechones distanciados unos de otros o bien extiende el producto sobre todo el cuero cabelludo. El secreto degradé amatista está en extender el producto de mayor a menor cantidad, de manera de hacer al color más visible próximo a la raíz.
  • La modelo Irena Kim ha probado varias tonalidades fantasía entre las que se cuentan el rosa, lila y morado. Uno de nuestros favoritos, sin embargo, es esta coloración azul que comienza a milímitros de la raíz.
  •  Al cambiar el color original de tu raíz, deberás estar atenta a su retoque. Para no perder el efecto puedes recurrir a tu peluquero cada 15 o 20 días según la intensidad en que busques presentar tu cuero cabelludo.
Pantalla Completa
Previous Next
Hace años que Kelly Osbourne demuestra su afición por los morados. Como ella, para obtener el tono es recomendable contar con una base ya platinada o rubia.
  • Hace años que Kelly Osbourne demuestra su afición por los morados. Como ella, para obtener el tono es recomendable contar con una base ya platinada o rubia.
  • Al añadir la coloración, agrégala en mechones distanciados unos de otros o bien extiende el producto sobre todo el cuero cabelludo. El secreto degradé amatista está en extender el producto de mayor a menor cantidad, de manera de hacer al color más visible próximo a la raíz.
  • La modelo Irena Kim ha probado varias tonalidades fantasía entre las que se cuentan el rosa, lila y morado. Uno de nuestros favoritos, sin embargo, es esta coloración azul que comienza a milímitros de la raíz.
  •  Al cambiar el color original de tu raíz, deberás estar atenta a su retoque. Para no perder el efecto puedes recurrir a tu peluquero cada 15 o 20 días según la intensidad en que busques presentar tu cuero cabelludo.
Completa tu
Look!
X

Luego de las populares técnicas californiana y ombré, los fantasía se han posicionado fuerte desplegando no solo el uso de colores artificiales de forma uniforme: la tendencia hoy apunta a raíces encendidas que avanzan en efecto degradé hacia la tonalidad natural de cabello, siendo los matices magenta, azules, violeta y lila los más requeridos. Hoy te contamos cómo puedes aprovecharte de ellos  para unirte a la corriente amatista.

Hace varias temporadas hemos experimentado como poco a poco la norma establecida para llevar el cabello teñido ha sufrido una drástica ruptura, la cual ha abierto espacio para colores llamativos y diseños en cortes, que juntos dejan en evidencia nuevas y modernas posibilidades para lucir el cabello. Entre ellas, el amatista sobresale este 2018 como técnica capilar, la que consiste en imitar las tonalidades propias de la piedra preciosa en la zona del cuero cabelludo, tono que se difumina al llegar a medios y puntas. 

:Raíz amatista: ¿Cómo obtenerla y cuidarla tras la coloración?

Si los efectos fantasía partieron en efectos suaves, relegados a las puntas, este otoño/invierno los tonos se posicionan desde el nacimiento del cabello, desapareciendo al llegar a los extremos. Así, la tendencia amatista que a cada instante suma adeptas en redes sociales consiste en teñir la raíz de un color de la gama de los morados que se asimile a la piedra amatista: morado, magenta, lila o azul.

Antes de unirte a la coloración, debes saber que lo ideal es aplicarla sobre una base ya platinada o rubia muy clara para conseguir que el tono resalte. Si no quieres decolorar para lograr el efecto, puedes colorear tu cabello en un tono pastel y luego marcar las raíces amatista.

Al añadir la coloración, agrégala en mechones distanciados unos de otros o bien extiende el producto sobre todo el cuero cabelludo. El secreto degradé que darás al efecto amatista viene a continuación: extiende el producto de mayor a menor cantidad, de manera de hacer al color más visible próximo a la raíz. Agrega más solución y a medida que avanzas disminuye hasta que las puntas queden libres del producto.

Una vez finalizado el proceso de color, el cuidado deberá ser mayor que respecto a otras técnicas por estar involucrado el cuero cabelludo. Deberás mantener un retoque continuo para no perder el efecto, recomendable cada 15 o 20 días según la intensidad que quieras conservar en tu raíz.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017