Get The Look

Tratamiento reconstructivo: Periodicidad de uso en texturas lisas y rizadas

  • Lo idea es primero buscar un producto de acuerdo a tus necesidades: puedes buscar brillo, nutrición o reparo completo de las hebras. Luego de definido este requisito debes escoger un producto para lisas u onduladas teniendo en cuenta la textura.
  •  La forma curva impide que los productos hidratantes transiten de puntas a extremos por lo cual la mejor solución es repararlos de forma contraria. Al agregar el producto de tratamiento en puntas y cuero cabelludo estarás fomentando una hidratación integral en todos los sectores de tu cabellera.
  •  La repetición de esta práctica debe ser tres veces a la semana. Al realizarla día por medio estarás alternando el cuidado, pues los días que no apliques la crema puedes lavar con productos que también contribuyan a la hidratación.
  •  El pelo recto suele ser más disciplinado en la raíz, por lo cual este no debe ser el foco de acción de los tratamientos. Si bien para texturas lisas la crema también debe agregarse de manera uniforme puedes concentrarte en un masaje en medios y puntas de manera las hebras caigan con más peso.
  •  La frecuencia de las cremas debe ser dos veces por semana ya que en este caso la nutrición del cabello es más fácil. Al ir en una sola dirección hacia abajo los componentes de limpieza y complementarios llegan rápidamente a las puntas.
Pantalla Completa
Previous Next
Lo idea es primero buscar un producto de acuerdo a tus necesidades: puedes buscar brillo, nutrición o reparo completo de las hebras. Luego de definido este requisito debes escoger un producto para lisas u onduladas teniendo en cuenta la textura.
  • Lo idea es primero buscar un producto de acuerdo a tus necesidades: puedes buscar brillo, nutrición o reparo completo de las hebras. Luego de definido este requisito debes escoger un producto para lisas u onduladas teniendo en cuenta la textura.
  •  La forma curva impide que los productos hidratantes transiten de puntas a extremos por lo cual la mejor solución es repararlos de forma contraria. Al agregar el producto de tratamiento en puntas y cuero cabelludo estarás fomentando una hidratación integral en todos los sectores de tu cabellera.
  •  La repetición de esta práctica debe ser tres veces a la semana. Al realizarla día por medio estarás alternando el cuidado, pues los días que no apliques la crema puedes lavar con productos que también contribuyan a la hidratación.
  •  El pelo recto suele ser más disciplinado en la raíz, por lo cual este no debe ser el foco de acción de los tratamientos. Si bien para texturas lisas la crema también debe agregarse de manera uniforme puedes concentrarte en un masaje en medios y puntas de manera las hebras caigan con más peso.
  •  La frecuencia de las cremas debe ser dos veces por semana ya que en este caso la nutrición del cabello es más fácil. Al ir en una sola dirección hacia abajo los componentes de limpieza y complementarios llegan rápidamente a las puntas.

Las cremas de tratamiento sirven para reparar ambas texturas pero su uso debe incrementarse o reducirse dependiendo del movimiento. Varía su aplicación siguiendo esta útil guía para días en que las hebras se ven más amenazadas por daños externos.

Los tratamientos capilares son súper solicitados en verano sin embargo jamás debes hacerlos siguiendo tus propias convicciones. Lo idea es primero buscar un producto de acuerdo a tus necesidades: puedes buscar brillo, nutrición o reparo completo de las hebras. Luego de definido este requisito debes escoger un producto para lisas u onduladas teniendo en cuenta la textura. Ahora estamos listas para contarte el paso a paso de aquí en adelante:

Rutina rigurosa para ondas y rizos
Los cabellos con más movimiento, es decir, aquellos que naturalmente poseen ondas o rizos tienden a ser más secos que los rectos. La forma curva impide que los productos hidratantes transiten de puntas a extremos por lo cual la mejor solución es repararlos de forma contraria.

Al agregar el producto de tratamiento en puntas y cuero cabelludo estarás fomentando una hidratación integral en todos los sectores de tu cabellera. Para proceder aplica la crema de forma uniforme y una vez añadido marca la forma de la onda hacia arriba de manera de conservar la textura original. Recoge el cabello en un moño ligero y deja actuar.

La repetición de esta práctica debe ser tres veces a la semana. Al realizarla día por medio estarás alternando el cuidado, pues los días que no apliques la crema puedes lavar con productos que también contribuyan a la hidratación.

Cabello lisos deben concentrar esfuerzos en medios y puntas
El pelo recto suele ser más disciplinado en la raíz, por lo cual este no debe ser el foco de acción de los tratamientos. Si bien para texturas lisas la crema también debe agregarse de manera uniforme puedes concentrarte en un masaje en medios y puntas de manera las hebras caigan con más peso.

La frecuencia de las cremas debe ser dos veces por semana ya que en este caso la nutrición del cabello es más fácil. Al ir en una sola dirección hacia abajo los componentes de limpieza y complementarios llegan rápidamente a las puntas.

Temas relacionados
Coloraciones capilares

Conoce las tendencias en 2017